Escándalo Idental

El inspector de Idental afronta nuevos cargos tras el cierre de su causa penal

  • El juzgado número 4 de Sevilla ha archivado la causa por un presunto delito de desobediencia

El inspector médico que destapó el escándalo Idental, Carlos Yáñez-Barnuevo. El inspector médico que destapó el escándalo Idental, Carlos Yáñez-Barnuevo.

El inspector médico que destapó el escándalo Idental, Carlos Yáñez-Barnuevo. / D. S.

El inspector médico que alertó en la Junta de Andalucía de las irregularidades en las clínicas Idental un año antes de que saltara el escándalo, Carlos Yáñez-Barnuevo, afronta ahora una nueva acusación administrativa por falta muy grave.

Con fecha del pasado 8 de abril, un nuevo pliego de cargos notificado por la Delegación de Salud y Familias acusa al Yáñez-Barnuevo de “notorio incumplimiento de las funciones inherentes al puesto de trabajo”; y de “la publicación o utilización indebida de la documentación”. Estas acusaciones no llegan a precisar cuándo, dónde y cómo se ha materializado “el notorio incumplimiento de funciones”; ni “la publicación o utilización indebida de documentación”.

Carlos Yáñez-Barnuevo, que advirtió de las negligencias en Idental, permanece de baja laboral por riesgo de infarto y estado depresivo desde mediados de mayo de 2018. Además, afronta dos expedientes disciplinarios, a  raíz de su investigación en el caso Idental; y ahora, el desglose de nuevos cargos en este proceso sancionador.

Las nuevas acusaciones, que pueden acarrear al inspector médico la separación del servicio como funcionario público, entre otras consecuencias, se producen por la vía administrativa, poco después del archivo de la causa penal que se abrió en el juzgado número cuatro de Sevilla. Este proceso penal se inició a raíz de una denuncia interpuesta por la Delegación Territorial de Salud en octubre de 2018, bajo el anterior equipo de gobierno (PSOE) en la Junta de Andalucía.

En su denuncia, la Delegación Territorial de Salud dirigida en 2018 por María Ángeles Fernández Ferreiro, acusó a Yáñez-Barnuevo de “no entregar documentación original” resultante de su investigación en Idental.

Pese a estar de baja laboral, el inspector acudió a la Delegación de Salud para entregar los originales pero pidió copia compulsada, entre otros motivos, porque afronta un primer expediente disciplinario, aún sin resolver, por supuestamente negarse a inspeccionar las clínicas Idental.

El pasado mes de enero, no obstante, Yáñez-Barnuevo entregó la documentación original resultante de sus investigaciones en Idental.

Tras la denuncia de la Delegación Territorial de Salud se inició un proceso judicial por la vía penal, que ha sido resuelto en el juzgado número 4 de Sevilla con el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa. El magistrado considera que “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa” (delito de desobediencia).

El inspector que destapó el mayor escándalo dental en el ámbito estatal presentó una denuncia por acoso laboral en agosto de 2017, que aún no ha sido resuelta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios