Manifestación por la seguridad en Pino Montano

Un clamor bajo el diluvio

  • Más de un millar de vecinos de Pino Montano salen a la calle en una manifestación festiva que quedó deslucida por la lluvia en el tramo final

  • Un grupo de neonazis intentó reventar la marcha agrediendo a unos jóvenes antes de la salida

Las imágenes de la manifestación de Pino Montano Las imágenes de la manifestación de Pino Montano

Las imágenes de la manifestación de Pino Montano / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 2

La manifestación había dejado atrás ya la calle Estrella Canopus, a mitad de recorrido, cuando el cielo se cerró como si presagiara una tempestad bíblica. Se levantó un viento que agitó las hojas de los árboles y un trueno enmudeció las protestas que salían de las gargantas de las más de mil personas que salieron este viernes a la calle pidiendo más seguridad para su barrio, Pino Montano.

De los cánticos de "no nos mires, únete", "queremos un barrio seguro" y "¿dónde está la Poli, matarile rile rile?" se pasó a un único grito: "¡¡¡¡Aguaaaaaa!!!!". Y empezaron a caer goterones gordos, de los que se sienten con fuerza, de los que empapan, aislados primero y cada vez más seguidos después. Aún no había terminado la marcha cuando ya jarreaba. Hubo gente que se fue, gente que buscó cobijo en algún bar, gente que mantuvo el tipo ayudada con paraguas y gente que se puso pingueando.

La lluvia deslució el tramo final de una manifestación que fue multitudinaria. Aunque al principio la Policía Local calculó un millar de personas, esa cifra se hizo mayor a medida que la marcha fue recorriendo el barrio y a ella se fueron uniendo muchos vecinos. Lo hicieron en un ambiente festivo, como querían los organizadores, que se habían encargado de dejar claro que no querían mensajes políticos ni de odio ni xenófobos ni radicales. La plataforma vecinal que convocó la manifestación temía que algunos grupos radicales intentaran reventar la protesta.

Y así ocurrió. Unos minutos antes de la salida de la manifestación una pandilla de neonazis atacó a un grupo de jóvenes de estética de extrema izquierda que caminaban por la calle Corral de los Olmos, a escasos metros del lugar en el que iba a salir la marcha. Diez minutos antes de la hora prevista para la salida, a las diez y veinte, los ultraderechistas golpearon con un palo a sus víctimas, dos de las cuales resultaron lesionadas.

Un joven recibió un golpe en un ojo y otra chica fue pinchada abdomen con el palo. Los vecinos avisaron a la Policía Nacional, que acudió muy rápido al lugar de los hechos, recuperó el palo y se entrevistó con los testigos y los heridos. Los atacantes ya se habían marchado. Según denunciaron las víctimas, pertenecen a un grupo llamado Vanguardia Social que había anunciado su presencia en la manifestación.

Los agentes buscaron entre los manifestantes a los agresores, sin que los localizaran. En la cabecera de la manifestación había una representación de los bomberos del parque de Pino Montano y del Sindicato Andaluz de Bomberos, con su histórico líder, Juan Carlos Bernabé, entre ellos. Delante de ellos, una pancarta rezaba: "Pino Montano grita basta".

Es la reacción del barrio a los últimos robos. "Necesitamos vigilancia, hay muchas zonas peatonales, y necesitamos una Policía de barrio como la que teníamos antes. Y quiero dejar claro que no estamos en contra del Vacie y queremos que siga con su plan social. Queremos luchar pero no con violencia", decía Jennifer Cruz, miembro de la plataforma organizadora, antes de que llegara la tormenta.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios