DIRECTO Toros en la Maestranza con José María Manzanares, Talavante y Tomás Rufo

SEVILLA

Nuevos avances para tratar el Alzheimer desde Sevilla

Miembros de la compañía Olavide Neuron STX.

Miembros de la compañía Olavide Neuron STX. / M. G.

Nuevos avances desde Sevilla en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. La empresa biotecnológica Olavide Neuron STX, una spin-off de la Universidad Pablo de Olavide, recibirá una financiación de 805.443,47 euros del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades para estudiar la alteración de los niveles de neuroesteroides sulfatados para el diagnóstico y terapia del Alzheimer.

"La hipótesis con la que partimos es que los pacientes afectados por esta enfermedad muestran un elevado nivel de neuroesteroides sin sulfatar, en comparación con la población de la misma edad", explica a este periódico el investigador de la Universidad Pablo de Olavide Manuel Muñoz. Un planteamiento que vio la luz en 2014 y que ha ido dando pasos poco a poco. De hecho, fue en 2020 cuando Muñoz impulsó la spin-off junto con los científicos Ángel Carrión y Mercedes M. Pérez. 

Los estudios llevados a cabo por el equipo liderado por el profesor Muñoz han mostrado una nueva forma de revertir los efectos de procesos neurodegenerativos asociados al envejecimiento, modificando la ratio de esteroides sulfatados y no sulfatados en modelos clínicos de animales -primero en gusano y después en ratones- mediante un inhibidor de sulfatasa de esteroides. Este sistema servirá como método para medir la actividad farmacológica de nuevas formulaciones de la compañía. 

"Esta financiación cubrirá los pasos previos, que son muchos, al ensayo clínico con humanos. Primero queremos asegurarnos de que nuestras hipótesis son buenas a través de unos marcadores que deben desaparecer. En paralelo, queremos evaluar cuál es la mejor manera de medir si el fármaco está teniendo algún efecto sobre las personas", señala Muñoz y hace hincapié en que este fármaco ya fue utilizado por otra compañía para combatir el cáncer de pecho, pero no dio ningún tipo de resultados. "A pesar de ello, la compañía lo evaluó como no tóxico", asegura el investigador e indica que este hecho acortará en gran medida el riesgo y el tiempo de acceso al mercado para su comercialización.

En busca de herramientas para la detección precoz

La enfermedad de Alzheimer tiene una alta demanda de herramientas diagnósticas de detección precoz, pero sobre todo, terapéuticas que detengan o ralenticen la progresión de la misma. "Obtener esta financiación es un espaldarazo al proyecto, porque estamos convencidos de que va a tener un efecto directo sobre las enfermedades neurodegenerativas", apostilla Muñoz y, por otro lado, destaca que "nos generará confianza a nosotros mismo pero también a futuros inversores".

Los medicamentos que desarrolla la compañías están dirigidos a un grupo de enfermedades neurodegenerativas sin tratamiento hasta el momento, que afectan a más de 50 millones de personas en todo el mundo y se prevé que se tripliquen en 2050. El proyecto financiado contará con la participación de un equipo multidisciplinar en distintas áreas: ensayos clínicos, biomedicina, transferencia de tecnología, desarrollo farmacológico y herramientas de diagnóstico.

Así, además del grupo de investigación del profesor Manuel Muñoz Genética de longevidad en Caenorhabiditis elegans (BIO373), que desarrolla sus estudios en el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), trabajarán en este proyecto los grupos de Neurociencias Traslacional (BIO-368) y Neurociencia Funcional (CTS-557), liderados por los catedráticos Ángel Carrión y José Luis Cantero, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios