Mercado laboral

Sevilla registra el peor junio para el paro y la afiliación desde 2015

Una camarera atiende a un cliente en el centro de Sevilla Una camarera atiende a un cliente en el centro de Sevilla

Una camarera atiende a un cliente en el centro de Sevilla / Juan Carlos Muñoz

Los meses de marzo,abril y mayo suelen ser los de temporada alta en Sevilla. Es la época en la que llegan más turistas por el clima benigno y es también cuando se celebran fiestas como la Semana Santa y las ferias en la capital y otros municipios.

En este periodo de 2019, pese a los vientos de desaceleración económica, se ha creado mucho empleo en la provincia (19.226 afiliados más a la seguridad social) y ha bajado mucho el paro (14.008 desempleados menos en las listas del Servicio Andaluz de Empleo). Por eso, es lógico que llegue la resaca, y más teniendo en cuenta que la contratación temporal ha sido mayor que en años anteriores. 

Entre marzo y mayo se habían creado casi 20.000 empleos y había bajado el paro en 14.000

Así, junio deja 5.566 afiliados menos a la Seguridad Social (es decir, personas empleadas), hasta la cifra de 742.157; y 350 parados más, hasta 182.369. En ambos casos, estamos ante las peores cifras desde 2015. Es más: en 2016, 2017 y 2018 la evolución en junio del mercado laboral había sido buena, con bajadas del paro y alzas del empleo. Ahora se rompe esa tendencia, por el mencionado efecto resaca tras tres meses previos extraordinariamente positivos y también quizás porque la temporada alta no se puede alargar ya tanto como en ejercicios anteriores.

También influye en esta evolución el parón agrario (con 1.887 afiliados menos) y el de la educación (-3.287 cotizantes del régimen general menos), a los que hay que sumar el bajón de la hostelería (-2020). Ni el comercio (con 550 más), ni la construcción (709), ni la sanidad y los servicios sociales (844) ni la industria manufacturera (351) logran compensar el tirón negativo de otros sectores, como sí había sucedido en años anteriores.

Otro dato llamativo que deja junio es que el paro se reduce entre los hombres (-316) y sube entre las mujeres (+666), con lo que se agudiza la tendencia a que los años de la recuperación favorezcan más al sector masculino que al femenino.

Buena evolución anual

En la evolución anual -entre junio de 2018 y junio de 2019- los datos no son ni mucho menos malos. El paro baja en 11.409 personas, un dato que es mejor que el del año pasado (-7.931), pero peor que los de 2016 (14.022) y sobre todo 2017 (25.088). Más allá de los vaivenes, la tendencia al descenso del desempleo sigue siendo la norma.

La evolución del empleo es mucho mejor. Pese al retroceso de junio, Sevilla ha creado 24.796 nuevos puestos de trabajo en términos de afiliación a la Seguridad Social en el último año, el mejor dato desde 2007. En creación de puestos de trabajo, pues (otra cosa son las condiciones salariales y la temporalidad), no se observa ninguna desaceleración. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios