Sevilla

El puente del Centenario perderá 1,5 metros de altura con la obra de los tirantes

  • Fomento desviará el tráfico pesado por un enlace del Puerto con la SE-40 que ejecutará con 13 millones de emergencia

El puente del Centenario visto desde los muelles del Puerto de Sevilla. El puente del Centenario visto desde los muelles del Puerto de Sevilla.

El puente del Centenario visto desde los muelles del Puerto de Sevilla. / Autoridad Portuaria de Sevilla (Sevilla)

La obra del cambio de tirantes del puente del Centenario va a tener consecuencias claras: dos positivas y una negativa. La negativa es que va a reducir un metro y medio el calado aéreo o gálibo del puente, lo que significa que limitará la entrada a embarcaciones de gran altura entre las que podría figurar el buque Juan Sebastián Elcano o embarcaciones especiales, según explicó este lunes el presidente del Puerto de Sevilla Rafael Carmona.

La anchura de la viga que se coloca bajo el tablero del Centenario para sostener la nueva localización de los tirantes es lo que va a restar altura al puente.

Los dos efectos positivos son, en primer lugar, que el Puerto de Sevilla ha logrado acelerar la construcción de su enlace directo con la SE-40 que reclamaba desde hace años para tener una salida directa a esta segunda ronda de circunvalación.

La obra de los tirantes afectará a la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), a la terminal ferroviaria de contenedores y generará más tráfico de vehículos

Enlace con la SE-40

Este enlace directo del Puerto con la SE-40 se aprobó la semana pasada por vía de emergencia dentro de los 13 millones aprobados por el Ministerio de Fomento. Y fue de urgencia porque el ministerio quiere acabarlo antes de iniciar la obra de los tirantes y aprovechar este enlace y una conexión provisional con el tramo en obras de la SE-40 Alcalá-Dos Hermanas para desviar por aquí el tráfico pesado de camiones. El detalle puede verse en la infografía adjunta sobre los desvíos para la obra de los tirantes. 

Desvíos por las obras del puente del Centenario. FUENTE: Ministerio de Fomento. Desvíos por las obras del puente del Centenario. FUENTE: Ministerio de Fomento.

Desvíos por las obras del puente del Centenario. FUENTE: Ministerio de Fomento. / Dpto. Infografía

Estos desvíos se aplicarán a partir de 2020 cuando se inicie la obra de los tirantes, ya que el puente quedará reducido a dos carriles por sentido. El tráfico de vehículos no pesados tendrá desvío alternativo por el puente de las Delicias.

Este enlace del Puerto con la SE-40 estaba proyectado hace tiempo pero se va a acelerar y servirá para encauzar el tráfico por los viales del interior del Puerto hacia la SE-40. Es la conexión que rodea la base del Copero. “Esta obra estaba proyectada hace tiempo pero se va a ejecutar ahora por el trámite de emergencia, que no necesita licitación, y por tanto mucho más rápido, y lo vamos a tener resuelto”, explicó el presidente Rafael Carmona.

Se trata de una prolongación desde una rotonda situada dentro de la zona portuaria. Se construye en los meses que restan hasta que se adjudique la obra del cambio de los tirantes del Centenario.

El segundo efecto del cambio de tirantes es que el puente va a ganar un carril de circulación (tendrá seis en lugar de los cinco actuales), algo ya conocido.

El Puerto acepta en un borrador enviado a Carreteras que se pueda utilizar su viario durante la madrugada para el tránsito del tráfico pesado

Afecciones al Puerto

Carmona señaló ayer que la sustitución de los cables del puente le parece una prioridad y que así se lo han transmitido al Director General de Carreteras con quien mantuvo una reunión recientemente en la delegación del Gobierno en la Plaza de España. Le transmitió que el Puerto va a dar todas las facilidades para que la obra se pueda hacer en el menor tiempo posible.

El Puerto ha trasladado un borrador de protocolo a la Dirección General de Carreteras en el que acepta que se pueda utilizar el viario del Puerto durante la madrugada para el tránsito del tráfico pesado. Está a la espera de poder firmarlo.

El Puerto asume las afecciones que va a causar esta obra necesaria, pero espera que sean las mínimas posibles. Asegura que la obra afectará a las operaciones portuarias. La colocación de las grúas va a tener una afección sobre la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) y sobre la terminal ferroviaria de contenedores; y tendrá efecto en el tráfico portuario al aumentar la cifra de vehículos que ya hay a diario.

“El ministerio tiene que ser sensible con esta obra porque afecta a una actividad que aporta al PIB de Sevilla una cantidad importante”

Esta misma posición se la van a trasladar al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y ya se la han trasladado a la Junta, y esperan que Ayuntamiento y Junta en su reunión con el Ministerio de Fomento le trasladen que la obra incida lo menos posible en la actividad portuaria.

“El ministerio tiene que ser sensible con esta obra porque afecta a una actividad que aporta al PIB de Sevilla una cantidad importante”, declaró Carmona.

El Puerto de Sevilla es uno de los grandes motores económicos de la provincia y su crecimiento está intrínsecamente ligado al desarrollo de la ciudad –lo que es bueno para el Puerto, es bueno para Sevilla–.

Más de 200 empresas trabajan en torno al Puerto, lo que ha generado 23.000 puestos de trabajo y un impacto en el PIB de 1.100 millones de euros. Además, es un nodo multimodal prioritario para la Unión Europea que forma parte de la red Transeuropea de Transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios