Educación

Comedores escolares: los padres deberán informar de las ausencias con tres días de antelación para ahorrarse el servicio

  • Las Ampas de Sevilla se rebelan contra la nueva normativa: "¡Los padres no somos adivinos! ¡Cómo podemos prever que los niños van a caer enfermos!"

  • La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos reclama que se elimine o se modifique esta nueva exigencia

Una niña con una bandeja en un comedor escolar. Una niña con una bandeja en un comedor escolar.

Una niña con una bandeja en un comedor escolar.

Comentarios 12

Varias Ampas de Sevilla están en pie de guerra frente a Aramark y una de las novedades que el servicio de catering de muchos comedores escolares de Sevilla ha introducido: si el alumno no va a comer, para ahorrar el coste del servicio, los padres han de comunicarlo con tres días de antelación.

Aramark, la empresa concesionaria del servicio de comedor de los colegios públicos y concertados de Andalucía, ha hecho llegar a los padres y madres de los alumnos las novedades del curso 2019-2020 con una circular que ha provocado una queja masiva.

El comunicado emitido este año por la proveedora de alimentos exige que las altas y bajas del comedor deberán hacerse "con tres días de antelación", requisito sin el cual la cuota, de 4,38 al día, seguirá cobrándose a pesar de que el alumno no utilice el servicio.

No obstante, fuentes de la Junta informaron de que la falta por enfermedad o por otra causa de índole mayor quedarán exentas de esta norma. En Andalucía, se desperdician alrededor de 300.000 menús al año al no ser consumidos debido a las ausencias de los alumnos.

Ante estas nuevas condiciones, Fampa Nueva Escuela, que aglutina a 500 Ampas de Sevilla y provincia, asegura que "dicho criterio perjudica directamente a las familias, puesto que al no ser adivinas, difícilmente van a poder prever con una antelación de tres días si nuestros hijos o hijas van a ausentarse del servicio en caso de enfermedad o por alguna circunstancia sobrevenida". En esta misma reclamación, dirigida a Manuel Cortés Romero, director de la Agencia Pública de Educación de la Junta, la Federación pide "se elimine o modifique esta nueva exigencia". 

Los padres y madres de San Isidoro y Sor Ángela han iniciado reclamaciones a título personal

Situaciones imprevistas

"No podemos anticiparnos a imprevistos, a una enfermedad o una situación familiar adversa que impida que nuestros hijos vayan al cole y, por lo tanto, no hagan uso del servicio de comedor", asegura una madre del colegio San Isidoro de Sevilla.

Explica, además, que "no a todos los colegios les ha llegado el mismo comunicado. Algunos de ellos han recibido la misma del año pasado, cuando el plazo para poder notificar la ausencia del niño en el comedor era a las 09:30 del mismo día". 

La queja de la Fampa Nueva Escuela no será la única, ya que tanto los padres y madres de los colegios San Isidoro y Sor Ángela de la Cruz de Sevilla capital se han movilizado y ya han iniciado las tramitaciones de las reclamaciones a título individual.

Al cierre de esta edición, este medio no ha podido contactar con la empresa Aramark para conocer su versión sobre los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios