Turismo

Sevilla se llena en el puente de la Inmaculada

  • La capital andaluza se convierte estos días en el primer destino urbano de España

  • Se prevé que la ocupación alcance el 90% con las reservas de última hora

Trasiego de turistas en el Patio de Banderas. Trasiego de turistas en el Patio de Banderas.

Trasiego de turistas en el Patio de Banderas. / Juan Carlos Vázquez

Destino Sevilla. La capital andaluza se convierte durante el puente de la Inmaculada en la ciudad más demandada para viajar. Así lo confirma Turespaña, el órgano estatal que sitúa la capital andaluza por delante de Madrid y Bilbao para pasar estos cuatro días de descanso. Un arranque navideño que en las calles hispalenses se traduce en una constante bulla, principalmente en el Casco Antiguo. Al atractivo patrimonial se suman el amplio programa de actividades diseñado por el Ayuntamiento y el buen tiempo, un factor fundamental para las reservas de última hora, que pueden propiciar que la ocupación en hoteles y apartamentos turísticos alcance el 90%.

El turismo sigue en auge. Vive su etapa dorada en Sevilla, que permanece ajena a la alarma que se ha activado en el resto de España ante la bajada de visitantes de los últimos meses. El sector afronta este puente con gran optimismo. Una confianza que se constata cuando se pasea por el centro. La ciudad está llena. Especialmente, de visitantes nacionales. Maletas y mochilas se dan la mano en este arranque navideño con unas cifras que podrían superar las previsiones iniciales. El Centro de Gestión de Datos del Consorcio de Turismo elaboró un diagnóstico previo de cara a estas cuatro jornadas. Sobre una muestra de 4.535 habitaciones de hoteles, la ocupación media en este tipo de establecimiento era, como mínimo, del 78,96%, y del 82,74% en los apartamentos turísticos (la muestra en este caso es sobre 226 unidades). Otra encuesta realizada por la Asociación de Hoteles de Sevilla sitúa las reservas en el 82%, una cifra idéntica al puente de la Inmaculada de 2017.

Según los datos del Consorcio de Turismo, la jornada del viernes se presenta como la de mayor ocupación, con un 81,63% de habitaciones reservadas en los hoteles y con un 85,40% en los apartamentos. Tales números pueden verse superados gracias a las reservas de última hora, por lo que puede llegarse al 90%.

Para ello resulta esencial la meteorología de estos días, con máximas por encima de los 20 grados y mínimas no demasiado frías. Un tiempo prácticamente primaveral que se mantendrá durante todo el puente y que invita a los visitantes de otros puntos de España a acudir a la capital andaluza y disfrutar, además de su patrimonio, del extenso programa de actividades de estos días.

El buen tiempo propicia que aumenten las reservas de última hora

A las exposiciones organizadas con motivo del Año Murillo -que supone un aliciente para acudir a Sevilla durante todo el año- hay que añadir diversas iniciativas que se ponen en marcha estos días. La principal es la programación navideña. La iluminación de la ciudad en estas fechas se ha adelantado este año una semana, lo que ha propiciado que los turistas acudan antes a la capital andaluza. Una decoración que este viernes alcanza su cénit con el encendido del alumbrado especial que presenta la Plaza de San Francisco, una de las novedades de la presente edición. También en vísperas de la Inmaculada se inaugura el parque temático invernal del Prado de San Sebastián, el cual contiene pistas de hielo, scalextric y otras atracciones.

En el apartado cultural destaca el festival Off que se celebra este fin de semana en el Teatro Lope de Vega y el Casino de la Exposición, un punto de encuentro para artistas que nace con la intención de servir de intercambio de ideas y proyectos entre distintos colectivos. Respecto al ocio, una de las citas más importantes es la que tiene lugar en Fibes: el Mangafest, para la que se han registrado largas colas de aficionados a la animación japonesa. A todo ello hay que sumar las visitas teatralizadas al Antiquarium (en las setas de la Encarnación), la muestra Aplicación Murillo. Materialismo, charitas y populismos, que se desarrolla en el antiguo convento de Santa Clara, la Sata Atín Aya, el Cicus, el Hospital de la Caridad y el de los Venerables.

Cola de visitantes para entrar en el Alcázar. Cola de visitantes para entrar en el Alcázar.

Cola de visitantes para entrar en el Alcázar. / Juan Carlos Vázquez

Además de los hoteles y apartamentos turísticos, otro de los sectores más beneficiados por el auge turístico es el hostelero. Según el presidente de este colectivo, Antonio Luque, en este puente se han realizado numerosas reservas en distintos establecimientos por parte de visitantes nacionales que, además de degustar las tapas (referencia de la gastronomía sevillana), vienen a sentarse a mesa y mantel, una modalidad que entró en declive con la crisis, de la que esta actividad ya se ha recuperado. Estos días se convierten en la víspera de las comidas de Navidad. Según Luque, a partir de la próxima semana será “difícil” encontrar un hueco libre en restaurantes de la capital andaluza debido a que, de nuevo, este tipo de celebración está en auge tras descartarse en la debacle económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios