Sevilla FC - Krasnodar | Los nombres propios

Ocampos, más allá del gol, se gana el 10

  • El argentino le puso el nombre propio a la épica de la remontada con su trabajo como lateral

  • En-Nesyri veía esta vez la portería como si ocupara toda la grada y con Fernando parece que los suyos juegan con uno más

  • La crónica de la remontada del Sevilla

Ocampos realiza un recorte para dejar al rival en el suelo. Ocampos realiza un recorte para dejar al rival en el suelo.

Ocampos realiza un recorte para dejar al rival en el suelo. / Antonio Pizarro

El Sevilla cometió demasiados errores individuales y tácticos en el primer periodo, lo que permitió que el Krasnodar se pusiera con un cero a dos que era demasiado castigo para los sevillistas, pero más allá que eso la cita estuvo marcada por lo emocional al producirse una gran remontada de los hombres de Lopetegui cuando se quedaron con diez futbolistas por la expulsión de Jesús Navas.

Ocampos | El balón sigue sin entrarle, pero su trabajo como lateral merece un 10

Muchas veces por precipitación, otras por adornarse demasiado con los arabescos, lo cierto es que sigue sin entrarle la pelota como lo hacía la temporada pasada... Sin embargo, la segunda mitad del argentino, como lateral derecho, merece la más encendida de las loas. ¡Qué manera de sacrificarse y de ir y volver!

En-Nesyri | Es curioso, esta vez la portería era una H de rugby

El fútbol tiene diez millones de circunstancias para enriquecerlo por ser diferentes de un partido a otro. A En-Nesyri hay veces que la portería se le empequeñece hasta parecer de hockey sobre patines, pero esta vez le tocó el día en el que era una H de rugby y, claro, acertó con clase en las dos primera para que los suyos le dieran la vuelta.

Fernando | Con él en el campo parece que hay uno más

Le pasa algo similar a lo que sucedía con Poulsen en sus mejores días, que las expulsiones de un compañero no se notaban y parecían que con él eran once contra once por su sapiencia y colocación. Conclusión lógica del silogismo planteado. Cuando no hay expulsión su equipo parece que está en el terreno de juego con doce contra once.

Koundé | Cinco minutos que probablemente recordará, para mal, en toda su carrera

Hay que insistir en que es un jugadorazo, en que es capaz de destrozar a los rivales desde su posición de central, pero en este partido tuvo cinco minutos que estarán siempre en su momento para aprender lo que no tiene que hacer. Falló en los dos goles y se puso nervioso hasta el punto de que Lopetegui lo sustituyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios