Sevilla - Getafe

La previa: De aperitivo, un hueso

Ocampos y Koundé, de muy buen humor durante el entrenamiento de ayer. Ocampos y Koundé, de muy buen humor durante el entrenamiento de ayer.

Ocampos y Koundé, de muy buen humor durante el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Vázquez

El Sevilla inicia esta noche un nuevo mes de competición en la Liga, después de haber comenzado febrero clasificándose para las semifinales de la Copa del Rey. Pero el segundo mes del año aprieta el calendario de veras. El sorteo de Copa le depara un duelo de altísimo nivel ante el Barcelona, un cruce que sitúa en su horizonte la posibilidad de jugar la final del torneo en casa, en el Estadio de la Cartuja... Demasiada distracción, según Julen Lopetegui.

Antes de afrontar la ida de esas sugerentes semifinales coperas este miércoles en el Ramón Sánchez-Pizjuán, el Sevilla recibe hoy al Getafe, un hueso duro de roer como aperitivo para los grandes retos de febrero, en el que se imbrican las semifinales de la Copa con los octavos de final de la Champions, en un periodo que se alargará hasta mediados de marzo. Y Lopetegui sabe que la diferencia actual de 15 puntos entre el Sevilla y el Getafe no ejercerá ningún contrapeso a favor cuando los dos equipos estén en el césped, por mucho que el rocoso conjunto de José Bordalás no sea el de otros años que compitió con el conjunto nervionense por un puesto europeo.

Pizarra. Pizarra.

Pizarra. / Infografía / E.F.

El Getafe mantiene intacto su perfil de equipo incómodo, quizá de los más desagradables para el espectador medio... y también para los rivales, aunque es cierto que ya no presenta esa pegada que se fundamentaba en aprovechar el mínimo error para hacer daño de tres cuartos adelante.

Se miden el cuarto clasificado y el duodécimo, con 15 puntos de diferencia, pero el fútbol no entiende de trayectorias

Sólo hay que recordar el arduo trabajo que le costó al Sevilla de Lopetegui imponerse en el Coliseum Alfonso Pérez en el partido de la primera vuelta, cuando el equipo de Bordalás fue capaz de golear al Betis o de vencer al Barcelona. Ahora llega en un momento distinto, tras empatar en casa ante el Alavés después de ser vapuleado por el Athletic en San Mamés. Pero su esencia sigue siendo la misma y el Getafe no va a regalar ni un palmo de terreno por mucho que esté duodécimo en la tabla con 24 puntos y mire al Sevilla desde abajo, envidiando su bien ganado cuarto puesto gracias a los 39 puntos que lleva sumados. En cuanto a confianza, sí gana el Sevilla.

El entrenador sevillista pide, por tanto, centrarse en cuerpo y alma en el Getafe, aunque nadie duda de que tendrá un ojo puesto en el partido del miércoles ante el Barcelona. Lopetegui debe abundar en el reparto de esfuerzos ante el cúmulo de retos que se le presentan a su equipo, que está bien vivo en las tres competiciones. Y el once que elija es una incógnita, después de que ante el Almería sacara un equipo mixto y tuviera que rematar el partido con los pilares de su once base.

Aun con la baja por sanción de Rakitic, Papu Gómez quizá no sea titular, pero su visión y creatividad pueden ser claves durante el partido

La principal duda atañe a los laterales. Sin Acuña para un periodo clave, Jesús Navas sigue entre algodones y Escudero atisba su regreso al césped. Aleix Vidal está demostrando nivel para ayudar al equipo y no es casualidad que Monchi decidiera inscribirlo en la Champions quitándole la ficha a Franco Vázquez. Y Rekik cumple como lateral, pero le falta profundidad.

Mientras, Rakitic debe cumplir sanción y el Papu, tras su interesante debut, podría ser de los que entre en la segunda parte. Su visión y su creatividad pueden ser claves para abrir a un Getafe que vendrá con su tarjeta de visita de siempre, la de ir con todo a cada balón, la de hacer de cada lance una batalla. Porque sigue siendo el Getafe de Bordalás.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios