Sevilla FC

Lopetegui añade morbo al Madrid-Sevilla

Lopetegui da instrucciones en la primera sesión de preparación del Madrid-Sevilla. Lopetegui da instrucciones en la primera sesión de preparación del Madrid-Sevilla.

Lopetegui da instrucciones en la primera sesión de preparación del Madrid-Sevilla. / Antonio Pizarro

Se presenta este sábado, a la hora de la sobremesa, un Real Madrid-Sevilla con bastante morbo, el que pone el regreso de Julen Lopetegui al Santiago Bernabéu un año y dos meses después de su destitución como inquilino del banquillo merengue. El morbo, o mejor dicho, el gusanillo de esta cita también la pone que el Sevilla acude a un estadio que tantos disgustos le ha deparado en su historia, y también algunas de sus mejores alegrías, defendiendo el estatus de ser el mejor visitante de la Liga al término de la primera vuelta.

Comienza la segunda vuelta con un plato fortísimo y con los habituales ingredientes para ser consumido de forma masiva por los espectadores. Uno de ellos es esa fortaleza como visitante del equipo de Lopetegui. Otro es el recuento de bajas en el rival, con Sergio Ramos como posible ausencia de peso en las filas madridistas, así como la de Benzema.

Indudablemente, Lopetegui mantendrá en su fuero interno el prurito de querer reivindicarse ante el club que lo sacó de la selección en vísperas del Mundial, por las filtraciones informativas de su acuerdo para fichar tras la cita de Rusia. El guipuzcoano estará en el centro de los focos y las cámaras al saltar al césped de Chamartín, donde no estará solo el Sevilla, pues los aficionados nervionenses han agotado en el primer día de venta las entradas puestas a disposición de los socios en las taquillas. El sevillismo tiene fe en el Sevilla de Lopetegui.

El entrenador del Sevilla no se ha mostrado en sus declaraciones públicas tan dolido con el Madrid como con la Federación Española que dirige Luis Rubiales. La semana pasada, de hecho, volvió a hablar del asunto en la entrevista que concedió a los medios del club y reiteró que sintió que Rubiales no le permitió terminar un trabajo que llevaba bien madurado, por cómo se estaba comportando la selección nacional bajo su mando. En cambio, esquivó con un tópico "en el fútbol mandan los resultados" al afrontar su destitución en el Madrid. Fue el 28 de octubre de 2018, tras la goleada sufrida por el Real Madrid en el Camp Nou (5-1).

Apenas 14 partidos dirigió Lopetegui al Madrid antes de su destitución otoñal. Acumuló seis victorias, seis derrotas y dos empates, en diez citas ligueras, tres de Champions y la final de la Supercopa de Europa, que perdió ante el Atlético (2-4), un hecho que empezó a minar su credibilidad en Chamartín bien temprano.

Al margen del sentimiento interior de Lopetegui, que se fue de la Castellana sin una palabra más alta que otra, el Sevilla tiene el escozor de intentar darle la vuelta a unas estadísticas históricas pésimas. Dejando al margen la gran victoria en la Supercopa de España ante el Madrid (3-5) después de haber ganado en ese mismo escenario la Copa del Rey al Getafe ante casi 60.000 sevillistas, el Santiago Bernabéu es un escenario nada propicio para los nervionenses. De hecho, es el segundo estadio de toda la Liga en el que más veces ha perdido, por detrás del Camp Nou.

En sus visitas al Madrid, el Sevilla apenas ha cosechado 11 empates y ocho victorias, por 56 derrotas. Frente al Barcelona acumula 59 derrotas, 11 empates y seis victorias. No es nueva la escasa fuerza del Sevilla en los feudos de los grandes, pues en el del Valencia ha perdido 53 veces (por 11 empates y 11 victorias) y en el del Atlético suma 42 derrotas (por 20 empates y 13 triunfos). Intentar cambiar esa fea dinámica en sus visitas a los cuatro grandes de España es otro de los retos que afronta este Sevilla que lleva 20 puntos de 30 jugados a domicilio, tras haber perdido solamente en el Camp Nou y en Ipurúa, en aquella extrañísima segunda parte.

El morbo también lo pone, en menor medida, la duda de si estará enfrente del Sevilla de nuevo Sergio Ramos. El capitán del Real Madrid se lastimó en la final de la Supercopa de España, tras un salto con Morata, y, pese a que pudo tirar el penalti decisivo de la tanda –"no tenía el tobillo para tirarlo a lo Panenka", comentó después– sufre un esguince que muy probablemente le impedirá jugar ante su ex equipo. También es duda Benzema, el verdugo del Sevilla en el partido de la primera vuelta, por un problema muscular.

Zidane tiene la baja segura, además, de Fede Valverde, uno de los futbolistas que está dotando de fuerza al centro del campo del Madrid. Pero recuperará en cambio a Marcelo y a Bale, cuya situación en el club blanco sigue siendo motivo de todo tipo de especulaciones y comentarios. La final de la Supercopa, por ejemplo, la jugó con Jovic en punta, con Isco como integrante más adelantado del nutridísimo centro del campo.

En el Sevilla, en cambio, Lopetegui cuenta con todos sus efectivos, salvo, vaya casualidad, su mayor goleador en la Liga. Ocampos debe cumplir un partido de sanción y será una baja de peso. Pero las del Madrid equilibran un poco su ausencia. El partido tendrá muchos alicientes, incluido el del morbo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios