Sevilla-Schalke 04 | X Trofeo Antonio Puerta Dos ramos de flores eternos (2-0)

  • El Sevilla y el Schalke 04 escenifican el hermanamiento que propició el golazo de Puerta en un emotivo amistoso, solventado con goles de Roque Mesa y Munir de penalti

  • Asamoah, Javi Navarro y David dieron forma al sentido homenaje

El fútbol no es sólo competitividad, aunque todo emane de la competición. Pocos partidos hubo más tensos y más competidos en la dilatadísima historia europea del Sevilla que el que lo midió al Schalke 04 en las semifinales de la Copa de la UEFA el 27 de abril de 2006. El aire del Ramón Sánchez-Pizjuán echaba chispas de alto voltaje, a puro decibelio, en aquel encuentro que unió para siempre los destinos de los dos contendientes. Lo decantó Antonio Puerta con un zurdazo de pura determinación, de hombría absoluta en un chaval que apenas contaba con 21 años. Así abrió de par en par la puerta de la gloria para el Sevilla, y de la amistad eterna con el equipo alemán. Las vivencias del Schalke aquella mágica de noche de Feria se acentuaron con la tragedia de la muerte del héroe sevillista que los tumbó aquel día. Ya era hora de que el equipo minero volviera al Sánchez-Pizjuán.

El X Trofeo Antonio Puerta ha unido más si cabe a ambas entidades, para demostrar que el fútbol es algo más que competitividad. La perfección del diez, por cosas del destino, para el homenaje perfecto. La noche de este hermanamiento tuvo su punto cenital en el minuto 16 del partido. Tres testigos directos de lo que ocurrió trece años atrás fueron los encargados de depositar sendos ramos de flores en la zona del campo donde cayó Puerta desvanecido la malhadada noche del 25 de agosto de 2007: por parte del Schalke 04, Asamoah, el delantero germano-ghanés que les metió miedo a los sevillistas con su corpulencia aquella noche de explosión jubilosa; por parte del Sevilla, dos titulares de la vieja guardia, dos capitanes como Javi Navarro y David, el hombre que estaba llamado a darle el testigo en el lateral izquierdo a Puerta.

El Sevilla mimó todos los detalles para tan esperado reencuentro, en el que participaron sevillistas de distintas épocas, algunos que estuvieron presentes aquel día y otros que lo vivieron como simples aficionados, como Antoñito o Joaquín Caparrós. Todos tuvieron su momento de gloria; tuvieron la oportunidad de recordar aquella vivencia. Antes de que Aitor Puerta, hijo del malogrado héroe, realizase el saque de honor, saltaron al césped miembros de la vieja guardia: amén de Javi Navarro y David, Palop, Daniel, Aitor Ocio, Martí... capitanes históricos todos, además de otros actores secundarios, amigos de club y cantera de Puerta. Y todo con Monchi de testigo de nuevo en el estadio que abandonó hace dos primaveras en busca de nuevos horizontes.

"León, León San Fernando", se volvió a escuchar desde Gol Norte, que también recuperó algún cántico de los que Puerta entonaba para animar al vestuario en los momentos clave. "Sale el sol por la mañana, por la mañana sale el sol, y por la noche salgo yo; vamos, vamos mi Sevilla, vamos, vamos, campeón"... Aquel jueves de Feria a muchos les dio el día tras la larga noche. Indirectos guiños a Monchi en su vuelta.

Las imágenes del Sevilla-Schalke 04 en el Trofeo Antonio Puerta Las imágenes del Sevilla-Schalke 04 en el Trofeo Antonio Puerta

Las imágenes del Sevilla-Schalke 04 en el Trofeo Antonio Puerta / Antonio Pizarro

En cuanto al partido, una bonita excusa para el esperado reencuentro, fue una nueva prueba de Caparrós en su idea de dar competitividad a su equipo para el sprint final. Con una nueva apuesta por fortalecer claramente el centro del campo, fueron los mediocampistas los que abrieron el marcador, en el minuto 32. Robo de Gonalons, apertura a Amadou, ruptura y centro y empalme a la red en el segundo palo de Roque Mesa. Luego, Munir marcó un penalti cometido sobre él mismo. Se llevaron sendas ovaciones por dos buenas paradas los metas Lucho y Javi Díaz. Y el Sevilla se hizo con el X Trofeo Puerta, el del emotivo reencuentro, no sin que antes el graderío reconociera a tan señorial rival: "¡Schalke, Schalke, Schalke!"

La vieja guardia, presente

Daniel, entre los héroes veteranos de aquel partido: Antes del partido, varios miembros de la vieja guardia saltaron al césped, los héroes de aquel Sevilla que inició el camino de la gloria ante el Schalke 04 el 27 de abril, y que la alcanzó en Eindhoven, 10 de mayo de 2006:Palop, Daniel, Javi Navarro, Aitor Ocio, David, Pablo Ruiz, Martí, Fernando Sales, Alfaro, Kepa... y Antoñito, que ya no estaba.

Monchi tuvo su puesta de largo en el palco del estadio: Entre los muchos guiños del partido hubo uno con una especial relevancia: Monchi volvió a pisar el Ramón Sánchez-Pizjuán después de dos años en Roma. El flamante director general deportivo, que fue presentado en el cargo que retoma el pasado lunes, vio el partido, sin los tremendos nervios de aquel 27 de abril, en el palco.

El partido que le hubiera gustado dirigir a Caparrós: El destino también quiso que Joaquín Caparrós volviera a estar en el banquillo del Sevilla coincidiendo con el homenaje a Antonio Puerta, al que él hizo debutar el 21 de marzo de 2004 ante el Málaga, el jueves hizo 15 años. El utrerano dirigió, con su proverbial nervio y aclamado por la grada, el partido que le hubiera gustado dirigir en 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios