Sevilla FC

La pinza accionarial a José Castro

José Castro, durante un acto institucional del Sevilla. José Castro, durante un acto institucional del Sevilla.

José Castro, durante un acto institucional del Sevilla. / Antonio Pizarro

Como en la famosa composición del Parlamento de Andalucía entre 1994 y 1996, el actual presidente del Sevilla se encuentra en medio de una pinza, la que aprietan desde cada lado, y puede que de forma consensuada, José María del Nido y Sevillistas Unidos 2020. Aquellos polvos trajeron estos lodos. Y José Castro se enfrenta ahora a una situación de inestabilidad institucional por el viraje que sus dos efímeros socios, cada uno por un lado, han realizado a los siete meses del llamado pacto por la paz, que firmaron las dos grandes facciones de accionistas mayoritarios: el rescoldo de Sevillistas de Nervión más la familia Carrión por un lado y Del Nido por otro.

Sevillistas Unidos 2020, de quien la plataforma minoritaria Accionistas Unidos (AU) desveló en vísperas de su ingreso en el consejo de administración (Junta de Accionistas de 2018) que era un apéndice de Nutmeg Acquisition LLC (Delaware, EEUU), empieza a destapar su verdadera cara año y medio después de adquirir el 6,2% del capital social.

AU incluso dio nombres y apellidos de los magnates yankis que están detrás de esa sociedad, tras una consulta al Consejo Superior de Deportes: Steven W. Pasko (50% del capital), Wayne Boich (15%) y James Pulaski (15%), todos vinculados con la sociedad 777 Partners (Miami).

Sevillistas Unidos 2020, según Orgullo de Nervión, está extorsionando a Castro con la amenaza de embargo por el crédito que dio para la compra de acciones durante la guerra de las dos facciones, antes de la paz firmada en invierno de 2019. Incluso podría estar amenazando con informaciones confidenciales sobre presuntas actividades económicas muy comprometedoras.

Pero los americanos, o sea, Sevillistas Unidos 2020, entraron en el Sevilla por la necesidad de financiar aquella guerra en que las dos facciones (castristas y delnidistas) se enfrascaron por el poder en 2018, con una inflación tremenda del precio de las acciones, de hasta 1.500 euros por título –ay, aquella vorágine vendedora de tantos sevillistas...–. Y, con Andrés Blázquez en el consejo, los americanos están obligados a una sindicación con Castro hasta mayo de 2021 que ahora quieren romper.

Aquella guerra la inició Del Nido y Castro, Guijarro, Carrión y Alés (q.e.p.d.) crearon una plataforma para contrarrestar su avidez compradora: Juntos por el Sevilla. Claro que para financiar esa desmesurada deriva inflacionista tuvieron que pedir respaldo exterior... Y ahora, Castro se encuentra entre dos fuegos. La traición de los americanos, tras no ver colmado su deseo de sacar rédito de una venta del club, era esperable. La ruptura del pacto por la paz de noviembre con Del Nido quizá no tanto. La crisis sigue latente...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios