Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Récord del Sevilla FC

Ben Yedder y la manta lateral

  • La apuesta por dos puntas y la falta de efectivos en el eje dan un Sevilla menos fuerte y más espectacular

  • Ben Yedder alcanza la marca inédita en un sevillista de un gol cada 119 minutos

Los jugadores del Sevilla celebran uno de los goles al Levante. Los jugadores del Sevilla celebran uno de los goles al Levante.

Los jugadores del Sevilla celebran uno de los goles al Levante. / Kai Försterling / EFE

Comentarios 1

El cúmulo de circunstancias convenció a Pablo Machín de algo que venían pidiendo aficionados y analistas a gritos: la apuesta por dos puntas en una variación del sistema que también dejó de manifiesto algún daño colateral. El Sevilla logró en Orriols la goleada más abultada de su historia fuera, todo un récord. Nunca había conseguido seis goles lejos de su feudo el Sevilla y fue a conseguirlo cuando Pablo Machín cedió a esa petición mayoritaria.

Sólo el técnico soriano sabrá a qué respondió esa concesión a la solicitud de jugar, por fin, con Ben Yedder junto a Andre Silva. Hay varios factores determinantes. El primero, lógicamente, atiende a la gran reivindicación que ya hizo el franco tunecino en la anterior cita ante el Standard de Lieja, confirmando que está en un gran estado de forma. Con su cuarto hat-trick como sevillista firmó su séptimo gol de la temporada en su décima aparición, a razón de un gol cada 81 minutos. Un gran dígito que encumbra a Ben Yedder como el mejor goleador histórico del Sevilla en cuanto a la ratio de goles por minutos jugados: marca cada 119 minutos, dejando atrás en este balance a Gameiro, con el que estaba igualado en 121 minutos.

Otro factor fue la falta de efectivos en el eje. Las lesiones de Mercado, Gonalons y Amadou dejaron a Machín con pocas opciones y, entre el estado de forma de Ben Yedder y el mal momento de Roque Mesa, optó por un 3-5-2, en el que Franco Vázquez y Sarabia escoltaron por dentro a Banega. El resultado, espectacular en fase ofensiva, dejó una revisión muy particular de la teoría de la manta de Caparrós. Las bandas quedaron descubiertas y el Sevilla sufrió por los flancos, como si le quedara la manta corta por los lados.

El resultado defensivo fue que Vaclik se eirgió en el portero que más paradas ha realizado en un partido de Liga hasta ahora, con nueve intervenciones, si bien ninguna tan decisiva como la del penalti. Ahora, tres días después del espectacular 2-6 al Levante, llega el Real Madrid. Seguramente habrá otro retoque del sistema, otra revisión para hacerlo más seguro y menos vulnerable que en el cuerpo a cuerpo que propuso Machín en Valencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios