Sevilla-Getafe | La previa

El 'carpe diem' se llama Getafe

  • El Sevilla deja atrás el larguísimo parón con la obligación de imponer su mayor calidad y su apuesta futbolística sobre un corajudo y rebelde rival

  • El probable debut en casa de Quincy Promes en lugar del viajero Franco Vázquez, atractivo añadido del partido en Nervión

Alineaciones del partido del Sevilla FC. Alineaciones del partido del Sevilla FC.

Alineaciones del partido del Sevilla FC. / Dpto. Infografía

Fue Horacio el que nos legó una frase que fue apotegma del Humanismo antropocéntrico del Renacimiento: carpe diem, quam minimum credula postero. O sea: aprovecha el momento, no confíes en el futuro. Tras la negrura de las epidemias y las guerras bajomedievales, la luz del vitalismo renacentista invitaba a aprovechar el presente sin mirar el futuro... que ya llegará la parca con su guadaña. Y la inmortalidad queda para los héroes que dejan legado eterno gracias a su obra, como ha pasado con el poeta latino. Sirva este engolado y algo pretencioso introito para recordar que la gloria que busca Pablo Machín, como él mismo se encarga de recordar, pasa por el presente. El partido a partido que se inventó Joaquín Caparrós en tiempos de precariedad y universalizó Diego Pablo Simeone con su proverbial pragmatismo. Y el presente es el Getafe Club de Fútbol.

La Liga es lo que es, un campeonato admirado por la competitividad de sus participantes, por equipos como el Getafe, que se reiventan cada año como de la nada gracias a la labor de hombres como Pepe Bordalás. Pablo Machín, otro self made man del fútbol hispano, sabe lo que es batirse el cobre con los grandes con pocos recursos y mucha voluntad. Pero ahora el soriano está en el estatus que envidiaba cuando estaba en la trinchera del menesteroso. Pero subir el escalón de la gloria requiere dar esos pequeños pasos ante rivales que, como el técnico soriano ha reconocido, van a vender muy cara la derrota.

El parón ha servido dar cohesión al sistema, aunque con la ausencia de ocho internacionales

El Sevilla ha dejado atrás un larguísimo parón en el que ha intentado recomponer la figura tras la derrota del derbi. Además de las lesiones, Pablo Machín debe contrarrestar el menoscabo de los internacionales que han marchado con sus selecciones privando al técnico de darle mayor consistencia a su idea, a su dibujo, a su bloque en definitiva. Pero estos son los parabienes de dirigir a uno de los equipos de la aristocracia española. Ocho internacionales han estado ausentes durante las jornadas de cura y paliativos para recomponer el grupo después del palo de la anterior cita liguera. Y esos mismos ocho internacionales son los que le dan al Sevilla el rol de favorito sobre el fundamento de la mayor calidad.

El Comité de Competición corrigió a Gil Manzano y al VAR y Roque Mesa formará junto a Banega

En otras palabras, ha pasado el tiempo de la compostura y llega la hora de aprovechar el presente y esa mayor calidad de la que goza Pablo Machín desde que diera el salto del equipo menor al equipo aspirante. Y, por mucho que el correoso Getafe no quiera doblar su rodilla, el Sevilla de Banega, de Andre Silva, de Sarabia, de Jesús Navas, de Quincy Promes y de Franco Vázquez está obligado a ganar. Pocas ocasiones se le presentarán mejor para aprovechar el presente tras un reciente palo que jugar en casa ante el Getafe, por muy rebelde que sea Bordalás, que lo será a buen seguro.

Carriço tiene más opciones que Gnagnon, y Quincy Promes o Franco Vázquez es la duda en la izquierda

Para vencer esa esperada resistencia azulona, el Sevilla puede formar con su equipo base, sacando de éste lógicamente a Mercado, Escudero y Gonalons, que ya se postulaba para ser un titular más cuando se lesionó. Carriço o Gnagnon son los candidatos a suplir a Mercado y, ya que el internacional sub 21 galo ha llegado tarde y el luso tiene el peso de los galones, es posible que Machín se decante por el primero. El Comité de Competición, enmendando la plana a Gil Manzano y Del Cerro Grande, y de paso poniendo en solfa la funcionalidad actual del VAR, permite al soriano alinear a Roque Mesa junto a Banega.

El rápido ataque del Getafe, con Jaime Mata y Ángel, puede zaherir las dudas del sistema defensivo

En las bandas estarán Jesús Navas y Arana, ya asentado como relevo de Escudero en su necesidad de reivindicarse en el flanco izquierdo. Y en el ataque la principal duda es si Machín optará por el fútbol combinativo de Franco Vázquez o por la velocidad y el desequilibrio de Quincy Promes junto a los intocables Sarabia y Andre Silva.

Enfrente estará un Getafe con ausencias en la medular y la promesa de dar guerra sin cuartel por cada palmo de terreno. Arriba tiene velocidad y ahí, ante el aún dubitativo y mermado sistema defensivo sevillista, puede estar su peligro. El año pasado su paso por Nervión ya abrió una herida que se llevó por delante a los dos porteros. Y ahora, en el rabioso presente, se trata de cerrar una herida como la del derbi. Carpe diem, Pablo Machín.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios