Sevilla FC

Vídeo: Rakitic volvió a marcar en Nervión seis años y medio después

Rakitic controla la pelota hostigado por Utkin, del Krasnodar. Rakitic controla la pelota hostigado por Utkin, del Krasnodar.

Rakitic controla la pelota hostigado por Utkin, del Krasnodar. / Antonio Pizarro

Parece que sí, que Ivan Rakitic ha vuelto. El devenir de los partidos irá corroborando o no esta sensación. Pero lo cierto es que ante el Krasnodar contribuyó de forma decisiva a la remontada époica. Además, con su gran gol (1-2) el mediocampista del Sevilla volvió a anotar en el Ramón Sánchez-Pizjuán seis años y seis meses después de la última vez que lo hizo defendiendo el pabellón nervionense.

Ivan Rakitic volvió a ser el que todos los sevillistas esperan. El futbolista ya había prometido en una entrevista concedida a este diario que ya se estaba acercando a su óptima forma. Y ante el Krasnodar se echó al equipo sobre sus espaldas para ayudar a la remontada del Sevilla. De hecho, fue el autor del 1-2 con un soberbio cabezazo. Posteriormente, tras la roja a Jesús Navas, y ya con el brazalete de capitán, se vació en el campo y propició también el 3-2 con la ejecución de una falta.

El cabezazo de Rakitic, tras un centro de Joan Jordán desde la derecha como segunda jugada de un córner que había botado el catalán, fue espectacular. Magnífico de técnica y fuerza. En posición adelantada, desde la esquina del área pequeña, cruzó el esférico al segundo poste, poniéndosela imposible al meta Safonov, como se puede apreciar en el vídeo de Movistar Plus.

El último precedente de un gol de Rakitic en el Sánchez-Pizjuán como sevillista fue el 10 de abril de 2014. Marcó el gol que abrió la remontada ante el Oporto en la vuelta de los cuartos de final de la Europa League, la que él mismo terminaría levantando en Turín un mes después. Como capitán del Sevilla, tal y como terminó ayer el partido, el croata marcó de penalti a los cinco minutos. El partido terminó 4-1.

Curiosamente, su último gol en la Liga fue justo cuatro días antes, el 6 de abril de 2014, ante el Espanyol, en un partido que también terminó con el marcador de 4-1. En este caso fue el tanto que rubricó la goleada, ya sobre la bocina, en lugar del que la abrió.

Aquella temporada fue la mejor de Rakitic en el Sevilla. Como capitán y líder del equipo de Emery, anotó nada menos que 15 goles entre todas las competiciones y dio 18 asistencias. Sus mejores números en la alta competición. 

El Barcelona vio la ocasión de ficharlo por un precio no muy excesivo, dada su calidad y la gran campaña que había realizado, aprovechando que estaba ante su último año de contrato en el Sevilla, que ingresaría por él 18 millones de euros, bonus por rendimiento aparte. 

Una de las razones para su vuelta, aparte de su carisma, su capacidad futbolística y de liderazgo, es su llegada. Lopetegui quiere exprimir la faceta goleadora de Rakitic como llegador desde la segunda línea. Ya lleva dos tantos en su regreso a Nervión, tras el que marcó en Cádiz para hacer el definitivo 1-3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios