Coronavirus

Erecciones de hasta cuatro horas, otra posible consecuencia de la Covid

Erecciones de hasta cuatro horas, otra posible consecuencia de la Covid Erecciones de hasta cuatro horas, otra posible consecuencia de la Covid

Erecciones de hasta cuatro horas, otra posible consecuencia de la Covid

Siguen apareciendo nuevos síntomas sobre el coronavirus y, algunas consecuencias son muy extrañas y graves, como las erecciones de casi cuatro horas en los pacientes que tienen la enfermedad. Así lo explica un estudio del "American Journal of Emergency Medicine". En la investigación, los científicos explicaban un caso de priapismo como complicación tromboembólica del coronavirus. 

El priapismo es una erección que no está relacionada con la estimulación sexual y, por lo general, solo involucra los cuerpos cavernosos. Podría acabar en fibrosis del pene e impotencia permanente, por lo tanto, todo esto se convierte en una emergencia médica. El origen de esta afección aparece en la investigación como contagiado por Covid-19 y con numerosas complicaciones a lo largo de su vida, por lo que, podría haber cierta relación entre los problemas que sufrió durante la enfermedad y los que tenía anteriormente. 

Caso con antecedente de obesidad

El paciente del que se habla en el estudio es un varón de 69 años con antecedente de obesidad que presentó una semana de tos, congestión, disnea, anorexia y debilidad generalizada. El médico del centro de salud le recetó inicialmente amoxicilina y otro medicamento por tener sospechas de que tuviera una sinusitis aguda. Más tarde, desarrolló un empeoramiento de la dificultad respiratoria, lo que provocó que acudiera al hospital. 

Los múltiples estudios que se le realizaron mostraron opacidades del espacio aéreo e intersticiales multifocales bilaterales. El estado respiratorio del paciente empeoró y tuvieron que intubarle. Se inició ventilación mecánica y se mantuvo la sedación. También, se produjo una bajada de tensión y se actuó por parte de los médicos.

En el cambio de postura del paciente, la enfermería notó una erección. Se colocaron compresas de hielo pero la erección persistió durante las siguientes 3 horas. Se consultó al departamento de urología y la ecografía mostró flujo Doppler arterial y venoso normal y venas peneanas dorsales compresibles sin trombosis identificada.

El paciente terminó falleciendo; sin embargo, no experimentó más complicaciones tromboembólicas y el priapismo no volvió a ocurrir. Por ello, se le considera un caso aislado. Sin embargo, estos casos se analizan por parte de la medicina y se publican para que el resto de la comunidad científica lo tenga en cuenta por si se encuentran con algún afectado de esta forma. 

El coronavirus sigue mostrando múltiples caras con respecto a los síntomas. Tras un año, siguen los interrogantes en torno a las reacciones que pueden aparecen en los pacientes que se infectan y en cómo pueden superar la enfermedad. Las afecciones más comunes se conocen pero, casos como el de este varón de 69 años, ayudan a los sanitarios de cara a las actuaciones que se han realizado en el pasado y afrontar con una estrategia clara a la enfermedad que sigue atacando a la humanidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios