Cambio horario

Así influye el cambio de hora en nuestras rutinas

El cambio de horario influye en nuestras rutinas El cambio de horario influye en nuestras rutinas

El cambio de horario influye en nuestras rutinas

En breve se cambiarán las horas. Las 2:00 del 28 al 29 de marzo se convertirán en las 3:00. Y, consecuentemente, tendremos una hora menos de sueño. Según los expertos, ya nada más que por eso, el cambio de hora del otoño es más leve que el de la primavera. Además, al tener más horas de luz en esta época, se producen más trastornos depresivos dado que algunas personas con psicopatologías están más activas durante un día más largo de lo habitual hasta ahora.

Cierto aumento de suicidios, riesgo cardiovascular y accidentes de tráfico están también, según algunos estudios estadounidenses, vinculados con los días posteriores del cambio de horario. Está claro que esos 60 minutos de menos tienen una sombra más alargada de lo que podríamos pensar.

Pero, ¿qué efectos psicológicos tiene en nosotros el cambio de hora? Una de las consecuencias que se adelantaba anteriormente es la depresión. La alteración de los ciclos circadianos del cerebro, por pequeña que sea, nos produce estrés. Y esa perturbación produce, igualmente, un impacto en el rendimiento de todas las áreas de la vida y percepción de nuestro entorno.

Rendimiento laboral

Chirstopher Barnes, de la Universidad de Washintong, investigó los efectos del cambio horario en el rendimiento laboral descubriendo que, en el cambio de verano, los trabajadores acudían a sus puestos el lunes siguiente habiendo descansado de media unos 40 minutos menos. Para Barnes, estos minutos de menos por la noche tienen un gran impacto en nuestra vida, debido a que ya nos movemos en un entorno en el que "tenemos horas justas de sueño". Como consecuencia de esas alteraciones, podemos sentirnos más irritables y ser menos productivos en el trabajo.

Por otra parte, parece ser que esta alteración del ritmo biológico le afecta más a las mujeres que a los hombres. Según Antonio Cano, catedrático de Psicología y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y del Estrés (SEAS) al llegar a la menopausia, por ejemplo, ellas ya experimentan una mayor fluctuación hormonal que puede afectar al sueño y al estado de ánimo: "Adelantar o atrasar el reloj o cualquier cambio que suponga una alteración del ritmo biológico empeorará estos síntomas", asegura.

Algunos consejos

Que el cambio de horario de verano va a alterar nuestra rutina es una realidad. No obstante, a continuación exponemos algunos consejos que pueden hacer más llevadera la adaptación.

  • Cambia la hora de las comidas al nuevo horario.
  • Acuéstate 15 minutos más tarde cada día (cuatro días antes).
  • No duermas siesta hasta habituarte al cambio.
  • Cena ligero y pronto para no alterar el sueño.
  • Haz ejercicio para relajarte.
  • No tomes medicamentos para dormir, alcohol o cafeína.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios