Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andadura televisiva

Patxi Andión, la pícara Obregón y una 'Página de sucesos'

  • El fallecido cantautor y profesor de Periodismo protagonizó la primera serie de periodistas y coincidió con la diva nacional en la serie picantona de principios de los 80

Patxi Andión y Ana Obregón en 'Las pícaras' Patxi Andión y Ana Obregón en 'Las pícaras'

Patxi Andión y Ana Obregón en 'Las pícaras' / RTVE

Con su voz rota y su planta de raigambre ibérica, el fallecido cantautor Patxi Andión tuvo un decenio estelar entre los años 70 y 80, siendo uno de los ídolos masculinos de la transición. No fue nunca de esos rostros que irradian simpatía a su alrededor, prefería esa aura áspera y distante que le llevó a ser un temporal galán (a veces a su pesar).

Su trasero bañado en el río en la película El libro del Buen Amor (a la que puso banda sonora) levó en la calle a denominar como "patxi" a la retaguardia desnuda. Por entonces, en 1976, cualquier tramo de piel al aire levantaba polvaredas y aluviones en las taquillas de los cines. España estaba por desperezarse, así que todos los espectadores adultos fueron a correr a ver la anatomía de Patxi y de Miss Universo, la malagueño Amparo Muñoz, en uno de las películas emblemáticas del destape, La otra alcoba, de siempre provocador Eloy de la Iglesia. Su valor cinematográfico en esencia no iba más allá de las escenas en ropa interior o desnudos de la pareja, fugaz matrimonio en aquellos meses. Como valor sociológico aún tiene tela que cortar.

Sin tener la relevancia musical de otros compañeros de generación, Patxi, que fue el Che en el montaje de Evita con Paloma San Basilio, cuando la cartelera madrileña se retumbaba con cualquier importación estadounidense, tuvo su momento de mayor éxito radiofónico en 1983 con la canción María, adaptación de la italiana La casa in riva al mare de Lucio Dalla.

Por entonces la popularidad de aquel icono de la transición declinaba, pero su porte era perfecto para un capítulo de Las pícaras, adaptaciones literarias con aire satirón que aprovechó José Frade para rentabilizar la recién abierta ventana de TVE a las producciones externas.  En 1982 Patxi rodó el capítulo de La pícara Justina, versión de la obra de Francisco López de Úbeda, a mayor gloria de la pujante diva por entonces Ana Obregón, más conocida en aquellos momentos por haber sido la novia de Miguel Bosé. 

En el capítulo de esta serie que se emitió los viernes por la noche en la primera etapa socialista Justina se deja querer por los hombres pero sin concederles el encuentro sexual, aprovechando así su atracción para hacer negocios.

Patxi interpreta así al seductor más insistente que logra hacerse con los favores de la habilidosa chica cuando se hace pasar por un conde. Ana Obregón no se destapó del todo para hacer este papel.

En la serie Las pícaras pasaron todas las actrices emblemáticas del destape, como Victoria Vera, Norma Duval o la mencionada Amparo Muñoz, que no coincidió con su ex.

Patxi Andión protagonizaría la primera serie española de periodistas, Página de sucesos, que se estrenó en las noches de los viernes del 85 y que pasó con más pena que gloria por la Primera Cadena, aún casi única pese a la llegada de las primeras autonómicas. Apareció más de un decenio antes de la popular Periodistas de Telecinco.

Patxi era Chaly e Iñaki Miramón su compañero de patrulla callejera, el fotógrafo Pepe, al servicio del periódico El correo independiente (remedo de El País, el periódico superguay de entonces), conducido por Cándida, María Asquerino. Pues sí, como se intuye, era la versión castiza de Lou Grant y al cabo de los años merece un visionado por rtve.es, es una ficción que traía aire fresco de la calle, lenguaje más o menos real de su tiempo, y encaja más con lo que se hace en los últimos años en la ficción televisiva española. Por la serie de Antonio Giménez Rico pasó una buena muestra de los actores del momento, como Miguel Ángel Rellán, Tony Isbert o Antonio Gamero (que también salía en la entrega de Las pícaras con las hermanas Hurtado).

Patxi Andión e Iñaki Miramón, plumilla y fotógrafo en 'Página de sucesos' Patxi Andión  e Iñaki Miramón, plumilla y fotógrafo en 'Página de sucesos'

Patxi Andión e Iñaki Miramón, plumilla y fotógrafo en 'Página de sucesos'

Página de sucesos ahora habría sido renovada por Netflix o Movistar +, pero ahora está en los estantes de series pendientes de volver a ver.

El cantautor del cheli Una, dos, tres pasaría a otra ficción de un calibre similar, también rompedora de moldes, Brigada Central, de Pedro Masó y después se centró en la universidad. Aunque nos daría la sorpresa de una serie policíaca por la Segunda Cadena en los años 90, La virtud del asesino, basada en una novela del propio actor-profesor con ingredientes de sus anteriores apariciones en la pantalla de casa. Sancho Gracia daba vida al inspector al que un psicópata relía dejándole pistas en una emisora de radio.

Apretando la memoria sin google, tal vez el último recuerdo televisivo que tenemos de Patxi Andión es una discreta actuación en la pasada década en el programa 1001 Noches, de Joaquín Petit, en Canal Sur 2. No tuvo Patxi entonces su mejor noche actuando en vivo con su guitarra.

  

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios