Cadenas públicas

RTVE costará 472 millones en 2021 y aumenta a 1.128 millones su prespuesto

  • Rosa María Mateo asevera que la estabilidad financiera es fundamental para la supervivencia de la corporación y la oposición habla de un organismo descontrolado

La administradora Rosa María Mateo en una comparecencia La administradora Rosa María Mateo en una comparecencia

La administradora Rosa María Mateo en una comparecencia / RTVE

RTVE pasa por la comisión parlamentaria de Presupuestos y la administradora única, Rosa María Mateo, defiende que el aumento de dotación en más de 70 millones de euros anuales respecto a 2020 (y 150 millones más que en 2018) se justifica en pro de la estabilidad financiera, para evitar el déficit de 50 millones y sufragar la emisión de los Juegos Olímpicos de Tokio (cuyos derechos ostenta Discovery y que en España tiene previsto ofrecer en Eurosport y DMax).

El presupuesto de RTVE para 2021 asciende a 1.128 millones de euros. La transferencia de la arcas públicas será de 472 millones de euros y Mateo, muy cuestionada por su mala gestión en recursos humanos y contenidos de las cadenas de televisión, subraya que es de  "vital importancia" aumentar el presupuesto tras los recortes de la administración del PP a principios de la pasada década. El presupuesto de RTVE de cara al próximo año es de unos 100 millones más sobre lo previsto en años anteriores. Este aumento se produce pese a la discutible labor de la administradora y los bajos índices de audiencia de todas las cadenas de RTVE, que, con un 14,8%, en total suman por debajo de lo que Telecinco anota en solitario. La 1 registró en octubre un 8,9% y en el ámbito andaluz sólo un 7%, con descenso de los informativos en el nuevo pico de la pandemia, lo que revela la desafección de los espectadores hacia la cadena pública.

Para defenderse de esta situación y justificar la subida, Mateo ha encargado un mandato programa que "detalle el alcance del servicio público y cómo financiarlo", al margen de los índices de audiencia. RTVE, por ejemplo, sostiene la orquesta y coros de la corporación.

En ese marco programa también se contemplaría las figuras de los patrocinios deportivos y culturales, siempre tan polémicos al financiarse la cadena pública desde 2009 con una tasa que abonan las cadenas privadas por sus ingresos publicitarios. El presupuesto de RTVE se sufraga con esa tasa de las cadenas privadas y la de utilización del espacio radioeléctrico de las empresas de telefonía con un detalle menor de ingresos propios y comercialización de contenidos y productos.

La oposición ha mostrado su desaprobación tanto de las cuentas bajo Mateo, con déficit de 50 millones (lo que está cerca de la sanción a la directiva), como de este aumento para una corporación "descontrolada" y que está a la espera de reanudar y culminar el proceso de un nuevo consejo de administración, con el nombramiento de gestores elegidos mediante concurso y consenso, proceso que se antoja titánico en estos momentos.

Sin pensar en la dimisión

La administradora ya ha anunciado que no piensa dimitir hasta que no sea relevada por un consejo. Su mandato ya ha superado los dos años cuando en principio fue nombrada para unos pocos meses. A lo largo de este tiempo RTVE sólo ha vivido un precipitado declive y un alejamiento del público hacia las cadenas más veteranas del mando.

Desde el PP se reprochaba este jueves que "el descrédito de RTVE costará mucho superar" y desde Vox se  criticaba la "manipulación y uso partidista de los informativos". Se ha preguntado a Mateo  "cuánto cuesta el kilo de presentador estrella y el kilo de comisario político".

Entre las polémicas que ahora mismo encara la corporación figura la del fichaje de Jesús Cintora para una tertulia política en La 1, ámbito que sólo le corresponde producir a los Servicios Informativos, cuando además este periodista procedente de Cuatro y La Sexta ha mostrado un abierto apoyo a Unidas Podemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios