En persona · Eduardo Sáenz de Varona

Una vocación poética unida a Cernuda

  • Este abogado ha pasado su vida entre Sevilla, Madrid y Cádiz. Su segundo libro, Como nace un deseo sobre torres de espanto, fue presentado en el Real Círculo de Labradores el pasado Día Internacional del Libro

Comentarios 1

En la Expo 92, Miguel García Delgado pidió a Eduardo Sáenz de Varona que posase como modelo para la escultura que debía realizar de Luis Cernuda para colocarla en la plaza de la Gavidia y cuyas reproducciones, finalmente, se ubicaron en otras localizaciones de la provincia de Sevilla. Es entonces cuando nace el interés de este doctor en Derecho y licenciado en Ciencias Empresariales por la obra del célebre poeta sevillano. El pasado miércoles, Eduardo Altolaguirre -familiar de Manuel Altolaguirre, propietario de la casa mexicana en la que murió Cernuda- realizó la presentación del último libro de Sáenz de Varona en el Real Círculo de Labradores de la ciudad. Como nace un deseo sobre torres de espanto (el título es un verso de Cernuda) se publicó en noviembre, 50 años después de la defunción del célebre escritor y cuyo texto incluye referencias a varios poetas, entre ellos, Cernuda. Tras pasar su infancia y adolescencia en Sevilla, estudió y trabajó en Madrid. A su vuelta, fue profesor de la Hispalense hasta que se instaló en la urbanización sanroqueña de Sotogrande, en Cádiz. Su afición por la escritura la combina con colaboraciones en medios impresos del Campo de Gibraltar, como Europa Sur, periódico del Grupo Joly. Con sus periódicas visitas a la ciudad "renueva su carné de sevillano" como renueva cada año su abono para las óperas del Maestranza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios