Andalucía

IU impone su ritmo y no tiene prisa por cerrar el pacto con el PSOE el 19 de abril

  • Valderas dice que "hay tiempo para hacer las cosas bien" y advierte que "las carreras son malas consejeras". COAG se mantiene al margen de si la coalición debe entrar o no en el futuro Gobierno.

La condición de llave de gobierno le está permitiendo a IU marcar los tiempos en la negociación con el PSOE. No tiene ninguna prisa, y como bien resumió ayer el coordinador regional de IU, Diego Valderas: "Hay tiempo para hacer las cosas bien" y "las carreras son malas consejeras de los acuerdos solventes". Aunque el 19 de abril, fecha prevista para la constitución del Parlamento, está a la vuelta de la esquina, el acuerdo no tiene por qué precipitarse antes de esta cita. Lo único importante es cerrar para entonces la composición de la Mesa de la Cámara, y en eso la posición de IU está ya despejada: quien presida un gobierno no debe presidir el Parlamento. La ecuación planteada por Valderas deja, por el momento, la presidencia del Parlamento para la coalición de izquierdas.

Pero si las conversaciones con el PSOE no tienen fecha de caducidad más que el debate de investidura -será como máximo 15 días después de constituirse la Cámara, según su reglamento- , lo que sí lo tendrá es la consulta con las bases vía referéndum. La convocatoria se cerrará en el Consejo Andaluz de IU que tendrá lugar mañana en Córdoba -máximo órgano de dirección entre congresos, y al que pertenecen unos cincuenta miembros-. En esta reunión, el Consejo también analizará y redactará un informe sobre las prioridades marcadas por los movimientos sociales que han participado en la redacción del programa electoral y la respuesta dada por las asambleas de base al cuestionario formulado vía circular -el plazo acaba hoy-.

En él se preguntan desde los requisitos para superar la crisis de credibilidad de las instituciones autonómicas y las medidas urgentes que debe adoptar la Junta para abordar la crisis a en qué condiciones y cómo debe entrar IU en un gobierno con el PSOE y cuáles son las medidas irrenunciables, así como la fórmula para hacer seguimiento y la rendición de cuentas de IU, tanto si entra como si no en el Gobierno.

De acuerdo con las conclusiones que se extraigan, el Consejo marcará entre qué opciones tendrá que decidir la militancia en ese referéndum, que es vinculante, tal y como se recoge en el artículo 42 de los estatutos de IU -"la posibilidad de un acuerdo de gobierno andaluz se considera motivo inexcusable" para su convocatoria-. Descartado de entrada el simple apoyo a la investidura del aspirante socialista José Antonio Griñán como presidente -el PSOE rechaza de plano esta fórmula, y el PCE, fuerza mayoritaria dentro de IU, ya se ha pronunciado en la misma línea-, habrá que ver cómo se formulan las opciones a elegir: dentro del Gobierno o fuera con acuerdos de gobernabilidad.

Mientras la ronda de consultas internas avanza, en el diálogo constante con el PSOE "todo va bien", según Diego Valderas, ya que no se está entrando en el juego del reparto de sillones, sino que lo que está debatiéndose son los "contenidos políticos" que serán los que marquen el alcance final del acuerdo.

Dentro del ciclo de reuniones con las organizaciones implicadas en la redacción del programa electoral de IU, ayer el tocó el turno a COAG. Si el pasado lunes CCOO y UGT apretaron las tuercas a IU para que se incorpore a un gobierno de coalición con el PSOE, la organización agraria prefiere mantenerse al margen. Considera que la política de pactos de legislatura o de gobierno es una decisión que le corresponde en exclusiva resolver a esta formación a nivel interno. Este mantenerse el margen, sin embargo, no impidió al secretario de Organización de COAG, Eduardo López, plantear que los dos socios den a la agricultura su lugar como "eje estratégico" en la política que desarrolle el futuro Gobierno andaluz. López puso el acento en que el sector agroalimentario y ganadero es el que mejor ha resistido los envites de la crisis y donde menos empleo se ha destruido, y recordó que genera del 20% del PIB andaluz y 500.000 puestos de trabajo. El primer compromiso de IU para potenciar este sector es la aprobación de una Ley Integral de Agricultura y soberanía alimentaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios