Andalucía

El PP achaca el recorte "sin precedentes" a la desastrosa gestión de Griñán

  • Carlos Rojas acusa al presidente de la Junta de "meter la mano" en el bolsillo de los andaluces y asegura que "debió dar la cara" para explicar los ajustes en persona.

El PP ha acusado al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de aprobar un recorte social "sin precedente", que consiste en "meter la mano" en el bolsillo de los andaluces y la bajada de los sueldos de los funcionarios, como consecuencia de su "desastrosa gestión" al frente del Gobierno.

En rueda de prensa, el portavoz parlamentario del PP andaluz, Carlos Rojas, ha asegurado que el que debió salir a explicar estos recortes era el propio Griñán, y no la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo. Según el dirigente popular, José Antonio Griñán "debió dar la cara" tras el "mayor recorte social" de la historia de la autonomía andaluza y que, en su opinión, es fruto de su "propia responsabilidad", ya que fue él el que elaboró unos presupuestos "falsos" ante la cercanía de las elecciones andaluzas.

Tras advertir de que los recortes aprobado "abren la puerta a los despidos" en la administración andaluza, Rojas ha alertado de que además afectará al consumo y supondrá la paralización de la economía andaluza, y ha añadido que suponen la "puntilla" al empleo con "caída en picado" de la obra pública. Carlos Rojas ha explicado que el recortazo "elimina de un plumazo" las inversiones en Andalucía en 571 millones de euros, lo cual va a traducirse en que habrá más desempleo.

Estas medidas van a restar "confianza" en la economía andaluza, según el portavoz parlamentario del PP-A, quien ha añadido que este recorte es "responsabilidad exclusiva" del Gobierno andaluz y de Griñán, porque ha sido "el que ha estado ocultando la verdad" a todos los andaluces y al Parlamento.

Según Rojas, el Gobierno socialista elaboró un presupuesto para el 2012 que estaba exclusivamente pensado para ser "mercancía electoral", ya que se trataba de una cuentas "expansivas" pese a la situación de crisis económica que al final ha desembocado "en este desastre económico y agresivo con todos los andaluces". Ha recordado que "todos" advirtieron al Gobierno andaluz que este presupuesto era "falso", incluido IU, partido que hoy gobierna con los socialistas, por lo que se ha preguntado cómo va a explicar el vicepresidente del Gobierno, Diego Valderas, este recorte social a sus militantes tras haber dicho en sede parlamentaria "que los presupuestos estaban inflados".

"Este recortazo también nos indica cuál es el rumbo que está tomando el bipartito desde el inicio del mandato, y que es el que no quiere los andaluces: más impuestos, menos gastos social, afrenta a los funcionarios y menos inversión pública", ha subrayado Rojas, quien ha añadido que esto es fruto "de su propia herencia". En su opinión, el PSOE ha caído "en la trampa" que había pensado que heredaría un hipotético gobierno del PP.

La diferencia con los recortes planteados por Mariano Rajoy en España es que éste recibió unas cuentas "con el engaño del déficit" del anterior Gobierno socialista y que ha tenido que cuadrar, pero que en el caso de Andalucía "las cuentas son del propio" Ejecutivo de Griñán y reciben "las mismas que ellos mismos fabricaron". El recorte es fruto de los presupuestos falsos pero también del "déficit descontrolado" de años anteriores, según ha dicho Rojas, quien ha aclarado que diga lo que diga el bipartito, el Gobierno de Rajoy "no tiene nada que ver" con este déficit sino que es fruto de la "desastrosa gestión" económica del PSOE.

A estos recortes habrá que sumar también los 1.500 millones de euros desaparecidos por "la corrupción de los ERE", a juicio del dirigente del PP, quien ha recordado que la mayor parte de la bajada de sueldos es en Sanidad y Educación, de la misma forma que se reducen las titulaciones universitarias por un montante de 130 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios