Consejería de Educación

Educación propone un "MIR educativo" de dos o tres años

  • Javier Imbroda anuncia la activación de mesas de trabajo con las universidades en septiembre para modificar el acceso a la docencia 

  • El consejero avanza que habrá "al menos 2.000 plazas más de maestros" para la convocatoria de 2021

pic-20190411052216S2627P5 pic-20190411052216S2627P5

pic-20190411052216S2627P5 / EP

El Consejero de Educación, Javier Imbroda, ha planteado una reforma del sistema de acceso de los docentes a la carrera profesional que sustituya al actual modelo. El consejero ha adelantado que su equipo mantendrá reuniones en mesas de trabajo a partir septiembre con representantes de las universidades con el fin de implantar lo que ha denominado un "MIR educativo", consistente en un periodo de prácticas que podrían durar entre "dos y tres años".

La Comisión de Educación del Parlamento ha acogido esta mañana un debate sobre el proceso de oposiciones al Cuerpo de Maestros que ha incluido una reflexión sobre el actual sistema de exámenes, derivado posteriormente en el citado anuncio del titular de Educación de la Junta. "Un examen no habilita a los docentes a tener competencias para impartir clases", ha comenzado afirmando Imbroda, coincidiendo con un diagnóstico del diputado de Adelante Andalucía José Ignacio García.

A continuación, el consejero informó de una reunión que mantuvo ayer con los rectores de las universidades andaluzas en la que se abordó la sustitución del actual máster por un periodo de prácticas de dos a tres años.Tal como sucede con la carrera médica, los futuros docentes irían rotando por centros para acabar con un "acceso directo al trabajo".

Durante ese periodo, ha explicado Imbroda, "los docentes irán especializándose" conforme a la preparación que adquirieran para trabajar "con personas en entornos desfavorecidos, con educación especial" o que se inclinen a "puestos directivos o bachillerato internacional", ha puesto como ejemplo el consejero. 

Evaluación de las oposiciones

El consejero ha efectuado una evaluación del proceso de oposiciones al Cuerpo de Maestros celebrado en los meses de junio y julio y se ha mostrado satisfecho por la "normalidad" con la que se ha desarrollado, pese a las "incidencias" que no ha negado.

En cuanto a las críticas de la oposición sobre el número de plazas para docentes de Primaria e Infantil finalmente ofertadas, Imbroda ha negado que existiera un acuerdo formal del Gobierno anterior de 4.500, tal como critican Adelante y PSOE, que finamente fueron 3.800, según el acuerdo llegado en la Mesa Sectorial del ramo basado en criterios "técnicos y objetivos".

Con todo, el consejero ha adelantado que para la convocatoria de 2021 habrá "al menos 2.000 plazas" más para futuros maestros.

Polémica con la prueba práctica de Primaria

Ha negado Imbroda que haya habido "ambigüedades" en la publicación de los criterios de evaluación de los tribunales a la hora de calificar los exámenes prácticos del Cuerpo de Maestros, una prueba que ha levantado la polémica entre los aspirantes por la "disparidad" en las notas.

Aunque finalmente ha reconocido "dos quejas formales", el consejero ha puesto en cuestión que tal incidencia haya supuesto un problema de una dimensión que sí existió en la especialidad de Pedagogía Terapéutica, algo por lo que ha pedido disculpas.

Con el objetivo de "minimizar" los problemas que puedan surgir en tales cuestiones de evaluación y calificación para las próximas convocatorias, Imbroda ha avanzado que nombrará a dos asesores que revisen los procesos de oposiciones, añadiendo uno al ya existente.

 

 

    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios