Coronavirus Andalucía El 'semáforo' de Sanidad avala la flexibilización de las restricciones

  • Los datos epidemiológicos y clínicos están próximos al nivel de alerta 2, que permite seguir reduciendo las medidas

Un hombre mira los artículos de una zapatería de Málaga que anuncia el cierre. Un hombre mira los artículos de una zapatería de Málaga que anuncia el cierre.

Un hombre mira los artículos de una zapatería de Málaga que anuncia el cierre. / Javier Albiñana

La clasificación de alertas que establece el Ministerio de Sanidad para las demarcaciones territoriales –el conocido coloquialmente como semáforo– sitúa a Andalucía por segunda semana consecutiva en el nivel 3, un escalón inferior al nivel 4 –el máximo– que permitió hace un mes a la Junta de Andalucía la adopción de una suerte de suave confinamiento.

El cierre a la movilidad de los municipios, provincias y la comunidad autónoma, la reducción del periodo del toque de queda –de 22:00 a 07:00– y el cierre a las 18:00 de los sectores no esenciales –incluida la hostelería– estuvieron avalados por los disparados que estaban los datos epidemiológicos y clínicos en Andalucía hace un mes.

Los datos actuales, en cambio, han seguido una evolución notablemente favorable en Andalucía. Al menos hasta hoy. Tanto es así que, un mes después, las cifras de contagios, identificación de casos positivos, rastreo y presión asistencial en los hospitales avalan una relajación de las restricciones puestas en marcha, en última instancia, el 10 de noviembre. El nivel del alerta 3, en el que están, además de Andalucía, Murcia, Extremadura, Comunidad de Madrid, País Vasco y Asturias, permite a las administraciones aliviar las medidas siempre y cuando hayan acumulado dos semanas seguidas con los indicadores en un nivel de alerta inferior. Ése es el caso de Andalucía.

El semáforo de Sanidad, que publicó este jueves su segundo informe semanal, es un sistema de respuestas acordado entre todas las administraciones de salud que varían en función de los datos epidemiológicos y clínicos. Este plan se gestó después de la presión de las comunidades autónomas, que solicitaron un baremo común, trasladando a España lo sugerido por los estamentos internacionales y que ya habían llevado a cabo países como Italia o Francia.

Entre las actuaciones incluidas en el sistema de colores de Sanidad, cuyo cumplimiento no obliga a los presidentes autonómicos –únicas autoridades desde el segundo estado de alarma– sino que funcionan como "propuestas" de medidas, no restringe en ningún caso los horarios de los comercios –sean esenciales o no– y traslada a las administraciones la "valoración" de sólo una medida en relación a los establecimientos de restauración y hostelería la "limitación de la hora de admisión de clientes a las 22:00 y de cierre a las 23:00".

Igualmente, este semáforo habilita a las autoridades la flexibilización de los aforos en los cines, teatros, auditorios y locales destinados a actos culturales, así como lo referido a bibliotecas, archivos, museos y exposiciones. En ambos casos, la propuesta de Sanidad consiste en reducir el aforo máximo al 50%.

Si la situación de alerta de Andalucía suma su segunda semana en el nivel 3, la tendencia es aún más favorable, cercano en algunos indicadores al nivel de alerta 2, un peldaño por debajo del actual. En esa mejor fase de cifras están provincias como Sevilla y Málaga, con una alentadora evolución en el resto de provincias. Del mantenimiento de esos parámetros, algo que está por ver, dependerá aperturas más amplias.

Incidencia acumulada

El ritmo de contagios en Andalucía continúa decreciendo, según refleja el valor de la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes. Ayer fue de 155,01, una cifra que el Ministerio de Sanidad encuadra aún en el nivel de alerta 3 y que está a sólo un escalón de bajar al nivel de alerta 2, para el que está contemplado un arco entre 50 y 150 de incidencia acumulada.

Tasa de positividad

El descenso de este valor epidemiológico señala el mejor hacer del rastreo. El valor de Andalucía ofrecido ayer (9,95%) por el Ministerio de Sanidad, correspondiente a un porcentaje medido en los últimos siete días, ha rebajado este indicador al nivel de alerta 2 –comprendido entre el 5% y el 10%–, un peldaño por debajo del global del semáforo en el que está ahora Andalucía.

Ocupación de camas convencionales

Como la positividad, también está en el nivel de alerta 2 este indicador de porcentaje de camas convencionales ocupadas por enfermos con Covid-19 en Andalucía, que abarca, según el informe de actuaciones aprobada por el Consejo Interterritorial, un intervalo entre 5% y el 10%. El descenso de este dato refleja una alentadora bajada de la presión asistencial. Ayer estaba en Andalucía en el 8,9%.

Ocupación de camas de UCI

El dato de la ratio de enfermos críticos que requieren una atención en la UCI es otro de los indicadores clínicos relevantes para la adopción de medidas. Es también uno de los parámetros que peor más lentamente mejor, permaneciendo aún en el nivel de alerta 3 –entre el 15% y el 25%–, aunque su tendencia es lenta, pero alentadora. Ayer fue del 18,8%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios