Coosur Real Betis | Entrevista Juanma Rodríguez

Juanma Rodríguez: "Cuando subimos éramos muy guapos y simpáticos y en junio resultábamos más feos y antipáticos"

  • El director deportivo del Betis, "moderadamente satisfecho" con la planificación, confía en ver un equipo "reconocible por su juego"

  • Explica a realidad del mercado para un recién ascendido para el que "el objetivo es consolidarse en la ACB"

Juanma Rodríguez posa en la pista de San Pablo con el balón de la Liga Endesa. Juanma Rodríguez posa en la pista de San Pablo con el balón de la Liga Endesa.

Juanma Rodríguez posa en la pista de San Pablo con el balón de la Liga Endesa. / José Ángel García

Comentarios 1

Ha sido un verano largo. Muchos nombres sonaron. Algunos cuajaron y otros no, pero Juanma Rodríguez, director deportivo del Coosur Real Betis, confía en haber puesto las bases para el crecimiento de un club que tras pasar con nota la reválida de la LEB Oro debe consolidarse a la ACB y aspirar, con tiempo, a cotas mayores.

–¿Está satisfecho por cómo ha quedado la plantilla?

–Estamos moderadamente satisfechos. Ha sido un verano largo, porque ascendimos muy pronto y no podíamos firmar jugadores en esos meses de abril y mayo. La realidad del mercado nos ha llevado a la plantilla que tenemos. Hemos hecho un equipo en función de nuestro presupuesto para competir al máximo.

–¿Se ha desviado mucho del conjunto que tenía en abril y mayo en la cabeza?

–Cuando subimos en abril éramos muy guapos y simpáticos y ya por junio resultábamos para muchos más feos y antipáticos. Es la realidad del mercado y nos encontramos con jugadores que anteponían jugar competición europea a otra cosa. Pero los que han venido lo han hecho convencidos, cargados de ilusión y espero que seamos capaces de clonar el ADN de la plantilla de la pasada campaña, que es lo que debe marcarnos el rumbo de los próximos años.

–Este Betis está para...

–La idea es consolidarse en la ACB, ser un conjunto reconocible y con un estilo que haga disfrutar a la gente con su entrega, aun en las derrotas, que vendrán. Eso sería una buena señal para el futuro.

Es muy distinto fichar para LEB que para ACB.

No tiene nada que ver. Teníamos una posición dominante en el mercado el año pasado muy clara y este verano era una posición muy inferior por ser un equipo recién ascendido, por los dos malos años anteriores en la ACB... Todo eso condiciona, pero dentro del presupuesto que manejamos estamos moderadamente satisfechos porque hemos conformado un conjunto polivalente, compensado y competitivo.

–¿Qué le ha sorprendido del mercado?

–Sin duda que los equipos de la zona media-baja cada vez tienen más recursos para fichar, algo que hace unos años al no haber ascensos desde la LEB no pasaba. Ahora la gente se ocupa y se preocupa mucho de que el momento importante de la planificación es el verano y no se escatima. Hay clubes que han crecido mucho en los últimos años, incluso alguno viniendo de la LEB, con presupuestos importantes que hacen a la ACB una liga más igualada por abajo porque todo el mundo afronta el curso con las orejas tiesas ante la posibilidad real de bajar.

–¿De su plan A cuántos jugadores han llegado finalmente?

–No sabría decirlo. Uno cuando empieza siempre aspira a lo máximo y después el mercado te coloca en otra realidad. No quiero mirar atrás. Había una serie de jugadores que pensábamos que podían venir y que, por unas circunstancias u otras, no lo hicieron, pero estamos muy contentos porque los que han venido querían hacerlo y lo están demostrando con su compromiso desde el primer día y esa química que empieza a formarse.

–¿Cuál ha sido la negociación más complicada?

–Por la paciencia y lo trabajado de la negociación, quizá la de K.C. Rivers. Es un jugador de nivel y estábamos ya en un momento del mercado muy avanzado. Queríamos esa última pieza de calidad que pusiese la guinda a la plantilla. Así lo hemos hecho, con los condicionantes de su fichaje que asumimos, pero intentaremos que aquí se sienta a gusto y que nos ayude a ganar partidos y dure el máximo tiempo posible.

Juanma Rodríguez. Juanma Rodríguez.

Juanma Rodríguez. / José Ángel García

–¿Algún fichaje que le cause especial ilusión?

–En líneas generales ninguno especial. Hay apuestas como la de Izundu. Por ejemplo Obi está siendo una de las sorpresas positivas de la pretemporada. Hablamos con él dos cosas en verano: mejorar su físico y su defensa y dureza en el juego. Lo primero ya lo ha hecho y lo segundo está en el camino de conseguirlo y si lo hace puede ser un jugador muy interesante en la liga. Tengo ilusión en que K.C. Rivers se adapte y sea un líder con el ejemplo en el día a día y no sólo en la cancha. Esperamos que sume y ayude al equipo.

–¿Le queda alguna espina que pudo ser y no fue?

–Puede haber algún jugador que nos hubiera gustado incorporar porque lo veníamos siguiendo desde hace mucho tiempo y teníamos mucha fe en él y que al final se decidió por otro equipo, pero no nos lamentamos. Seguimos trabajando, siempre con un plan B en la cabeza y estamos encantados con el grupo formado. No miramos atrás con rencor.

–Y sin ese rencor, ¿siente que algún jugador ha utilizado al Betis para su beneficio propio?

–Puede ser, aunque tampoco uno lo puede saber con seguridad. En cualquier caso no pierdo el tiempo en eso y ya sólo me preocupa ayudar a los que están, que los jugadores perciban que han acertado con el proyecto y que hay un futuro y un club que quiere crecer.

–El año pasado reunió en pretemporada a los jugadores para dejarles claro el objetivo y el mensaje de lo que el club esperaba de ellos. ¿Lo ha hecho ya?

–Sí, en la concentración de Sierra Nevada, aunque lo tendré que repetir cuando estemos todos porque faltaban Nacho Martín, Izundu y A.J. Slaughter. Es positivo que sepan el dónde estamos, el qué queremos y el cómo lo vamos a conseguir. Saben que están en un club con muchas secciones y una entidad importante que debe asentarse en la ACB, jugar competición europea en un futuro cercano y lograrlo con la línea del año pasado, cuando otro grupo nuevo trabajó al máximo interactuando y conectando a la perfección, sabiendo que ahora son jugadores distintos, con otros egos y en una competición más exigente. El ejemplo del año pasado nos debe servir para, en un nivel más alto, repetir dinámica. He conocido el club ganando 31 de 35 partidos y ahora quiero conocerlo cuando perdamos más partidos.

–La pasada campaña eran todos soldados rasos y ahora hay varios gallos en el corral.

–Bueno, el año pasado también había gallos que pusieron todo su empeño y esfuerzo a disposición del equipo. Evidentemente es otro nivel de jugadores. Hay más talento físico y ofensivo y espero que los gallos se pongan, como el año pasado, al nivel de los demás y que entiendan que el colectivo está por delante de las individualidades.

–¿Cuánto apostaría a que Rivers acaba aquí la temporada?

–No lo sé. Si nos ayuda a ganar muchos partidos y tiene ofertas significará que está jugando bien y que se fijan en él porque el Betis está llamando la atención. No le pongo límites ni fechas, pese a saber del acuerdo moral, no firmado, al que se ha llegado. Todos estaríamos contentos si se marcha tarde habiendo ayudado al equipo a cumplir sus objetivos. Sería el colofón perfecto al acuerdo diseñado en verano.

–¿A Slaughter lo ve de escolta, o de base como está haciendo en el Mundial con Polonia?

–Lo hemos fichado como escolta, sabiendo que también puede actuar como base. Que esté haciendo de director de juego nos viene fenomenal, porque nos ofrece otro registro que ya sabíamos, pero trabajado con minutos importantes en una competición como un Mundial. Me parece que tiene mucho criterio jugando de 1. Se nota mucho en el ataque de su selección cuando la pelota pasa por sus manos y cuando no, con lo cual estamos más que satisfechos. Una de las grandes virtudes de esta plantilla es la polivalencia.

–¿Qué tiene Niang que no tuviese Tunde para continuar siendo perfiles muy parecidos?

–Para empezar que es jugador de formación, que es importante a la hora de confeccionar una plantilla en ACB. Él quería salir de esa zona de confort en la que estaba instalado tras muchos años en Tenerife y está en un momento en el que puede dar un salto. De momento está dando un buen rendimiento y creo que nos puede dar una buena rotación en el puesto de pívot por las características que tiene: capacidad defensiva y de jugar por encima del aro, intimidación, rebote... Nos puede dar mucho.

–¿Es una apuesta arriesgada darle las riendas del equipo a un novato en la ACB como Sipahi?

–Es un base complementario a Oliver, no sólo por la edad. Aunque Sipahi tiene 24 años, ya lleva seis temporadas al máximo nivel en equipos importantes de Turquía. Es un jugador que conoce el juego, tiene buenas cualidades defensivas y hace jugar al equipo. Transmite un entusiasmo y unas ganas de mejorar increíbles, quedándose después de los entrenamientos para trabajar más... Le dije que esto era una oportunidad para él y que debía demostrar y demostrarse que tiene sitio en la ACB. En unos años lo veo jugador de Euroliga, porque tiene muy buenas cualidades aunque debe mejorar en otras que le faltan y pulir defectos para conseguirlo y el Betis es el lugar ideal para ello.

–¿El día que no entren los triples puede tener el equipo más problemas de los deseados?

–Creo que este equipo va a tener puntos y el reto es ser sólido y consistente en defensa. Hay mimbres en la plantilla para eso, con especialistas atrás y después está el trabajo de grupo que haga Curro Segura en ese sentido. Sé que tenemos mucha amenaza en el tiro exterior, pero también otros registros en otras posiciones, como la capacidad de Sipahi para postear, aleros altos, pívots móviles... Está claro que la amenaza del triple la tenemos y hay que meterla, pero creo que tenemos un juego compensado.

–Parece que este año la idea para la cantera es otra y se han hecho muchas incorporaciones de jugadores y entrenadores. ¿Qué ha cambiado?

–Ha habido unos años en los que no vieron muchos jugadores por las circunstancias económicas y ahora incorporamos gente porque hay proyecto muy interesantes, con chicos de fuera y de Sevilla. Queremos sacar a algún jugador que nos permita tener en el futuro cupos de formación y trabajaremos con ellos, porque contamos con chiscos con posibilidades de llegar arriba. Buscamos en el futuro en los jóvenes y hay algunos que pintan muy bien. Y todo lo que sea incorporar entrenadores y educadores, recursos humanos, en definitiva, de calidad harán que la cantera sea mejor. Llegan con la ilusión de ser profesional, vivir de esto, apostando por empezar con unas condiciones económicas no muy buenas... Técnicos válidos que ayudarán en varias funciones para que la cantera crezca. 

Juanma Rodríguez. Juanma Rodríguez.

Juanma Rodríguez. / José Ángel García

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios