Elecciones municipales Sevilla | Las batallas El Palmar de Troya: mucho más que los Carmelitas de la Santa Faz

  • El primer reto como Ayuntamiento es darse a conocer por sus yacimientos arqueológicos y su patrimonio

  • Sólo el PSOE y el PP presentan listas, pero los candidatos de éste son foráneos

La secretaria del PSOE-A, Susana Díaz, con los integrantes de la candidatura del PSOE. La secretaria del PSOE-A, Susana Díaz, con los integrantes de la candidatura del PSOE.

La secretaria del PSOE-A, Susana Díaz, con los integrantes de la candidatura del PSOE. / M. G.

Desde 2003, cuando la pedanía utrerana de El Palmar de Troya fue reconocida como Entidad Local Autónoma (ELA), cada vez que se han celebrado elecciones municipales, los vecinos tenían dos urnas: una para la papeleta en la que señalaban con una x el nombre del candidato a presidir la ELA y otra, la habitual para el Ayuntamiento de Utrera.

Será distinto este domingo, cuando, además de la urna para los comicios europeos, sólo estará ya la destinada a la elección de los que serán once primeros concejales del Ayuntamiento de El Palmar de Troya, el número 106 de Sevilla, que ve culminando así el proceso de segregación al que sus vecinos aspiraban desde hace décadas.

“Es un día histórico”, corrobora Juan Carlos González, presidente de la ELA, de la comisión gestora desde que se aprobó el decreto de segregación, en octubre de 2018, y candidato a la Alcaldía por el PSOE.

El PSOE llama a la movilización en una jornada histórica

El único colegio electoral, con tres mesas distintas, será el mismo de siempre, el CEIP Federico García Lorca, y, pese que no será una jornada cualquiera, González está preocupado por la participación.

Se da la circunstancia de que sólo el PSOE y el PP presentan candidaturas y en este ultimo caso los integrantes de la lista no son palmareños, ni conocidos en la localidad, ni siquiera el número uno, Enrique Sánchez.

En otras citas, para la presidencia de la ELA sí se han presentado varias candidaturas más. Era la forma de movilizar al electorado, porque los votos de El Palmar han sido siempre importantes para la suma en Utrera y, en el caso del PSOE, le garantizaban prácticamente un edil.

A la participación no ayuda que este sábado se celebre la Romería de Nuestra Señora del Carmen y el lunes sea fiesta local, con lo que muchos podrían coger puente.

Hay cerca de 1.800 vecinos con derecho a voto, aunque unos 400 suelen quedarse en casa en elecciones. Entre los que suelen abstenerse, está el grueso de los integrantes de la iglesia palmariana empadronados en el municipio.

No se espera que sea distinto ahora, apenas unos días después de que el anterior Papa –Ginés Hernández, Gregorio XVIII– haya sido condenado junto a su novia y antigua religiosa a seis años de cárcel por el asalto al el complejo religioso que ha dado proyección a este pueblo, que creció con la construcción del pantano de Torre del Águila.

En aquellas obras, se obligó a trabajar a presos del franquismo, cuyas familias les siguieron y se asentaron entorno a una vía pecuaria del Descansadero de El Palmar de Troya. Hasta 2017, no se culminó con la Junta la desafectación y regularización de las viviendas.

Un empeño del que, salvo sorpresa, será el nuevo alcalde es precisamente que este Ayuntamiento sea conocido por algo más que esa Iglesia Cristiana Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz y sus cosas, como cuando colocaron una estatua de Franco, visible en la fachada de su basílica.

“Hay muchos e importantes yacimientos arqueológicos en el término municipal, está el Cortijo, la Torre del Águila, el pantano...”, cita González, que avanza que ya hay un acuerdo con Prodetur (la sociedad de Turismo de la Diputación) para hacer un proyecto y visibilizar todo ese patrimonio. Estará antes de final de año.

En cuanto a los asuntos en los que se tiene que poner a trabajar el nuevo Ayuntamiento para completar los equipamientos y servicios básicos que faltan, está el Cementerio, que ya estaba previsto en el PGOU de Utrera. El Palmar ha hecho suya esa misma planificación, a la espera de su aprobación definitiva, para construirlo.

La otra pata es la Policía Local. Ahora se cuenta con agentes en comisión de servicio de otros pueblos. Al tener menos de 5.000 habitantes no está obligado a tener policía municipal, por lo que lo más probable es que, con el primer presupuesto, se opte por cinco plazas de auxiliar de policía local. El resto de competencias, al ser una ELA grande, ya estaban cedidas. El cambio pues se espera tranquilo tras este 26 de mayo para la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios