Leandro Cano, diseñador "La artesanía en el siglo XXI es parte del nuevo lujo"

Leandro Cano, diseñador. Leandro Cano, diseñador.

Leandro Cano, diseñador. / Carlos Gil

Leandro Cano (1984) nació en Ventas de Carrizal, un pequeño pueblo de la sierra de Jaén. Su pasado sigue teniendo trascedencia en sus diseños. Pronto mostró inquietudes artísticas y con 16 años se trasladó a Granada para estudiar Fotografía y Diseño Gráfico. Ahora ha regresado a esta ciudad convertido ya en un diseñador de moda reconocido. Cuenta con su propia firma de moda y numerosos premios, las revistas más prestigiosas se hacen eco de sus colecciones y son muchas las famosas que lo eligen para las alfombras rojas.

-Descalzos, la colección que este fin de semana inauguró Sótano H, un nuevo espacio cultural en Granada, está inspirada en su infancia y en el flamenco. ¿Cómo se plasma eso en una colección de ropa?

-Hace un par de años ideamos un nuevo concepto de marca que es crear una colección artística que deriva en diferentes colecciones comerciales. Una de ellas es Descalzos, que es la colección comercial de invierno.

-Sus prendas están confeccionadas en España y por artesanos. ¿Eso no es poco frecuente en prê-à-porter?

-En nuestro caso, es una de las partes más importantes de mis colecciones. La artesanía en el siglo XXI es parte del nuevo lujo. En ello creemos y en ello estamos trabajando.

-Ese es el valor de la alta costura: la manufactura y la exclusividad, ¿no?

Entre mis iconos de estilo están Juana de Arco, Isabel la Católica, Rocío Jurado o Manolo Caracol"

-Nosotros hacemos prêt-à-couture, que es una mezcla entre alta costura y prêt-à porter. Roza ambas cosas porque son prendas tan especiales que en ocasiones casi son alta costura, aunque no pueden llamarse así.

-Las confeccionan mujeres de Jaén, algunas jubiladas, dentro de un proyecto de sostenibilidad.

-Sí, entre otras cosas tenemos una asociación de mujeres mayores que yo creé en 2011 porque las necesitaba y también un poco para que no desaparecieran todas las técnicas artesanales que se estaban perdiendo. Así se creó y todavía seguimos.

-¿Ellas sólo trabajan en la parte creativa o también en la comercial?

-En esta colección comercial también hay partes de su labor, como algún jersey hechos a mano o algunas aplicaciones de bordado. Cosas puntuales.

-Los realizan mujeres jubiladas de Jaén, pero luego sus diseños se los ponen los más modernos de Madrid. ¿Eso es un ejemplo de las nuevas relaciones que se establecen entre el campo y la ciudad?

-Sí, al final es hacer desde lo pequeño algo grande. La diferenciación para nosotros es esa.

-Recientemente ha hecho el diseño de vestuario de una obra del Teatro Español de Madrid. ¿Es en estos trabajos cuando uno siente mayor libertad creativa o al contrario?

-En realidad como tenemos una colección artística podemos volcar en ella toda esa libertad, pero es cierto que en una obra teatro la relación es muy libre. Y en este caso fue también preciosa gracias a Carlota Ferrer, una directora de teatro muy puntera. Arriesga mucho y es supervangüardista. Nos dio toda la libertad para hacer lo que creíamos oportuno.

-La primera distinción que recibió en su apretada trayectoria fue un tercer premio Puerto de Europa en Cibeles Novias Madrid. ¿El vestido (o vestidos) más importante en la vida de una mujer es el de novia o eso era antes?

-Yo pensaba que eso era una cosa ya antigua, pero me estoy dando cuenta, poco a poco, que resulta cada vez más actual otra vez. Es cierto que hoy en día se vuelven a llevar los vestidos de novia y es la propia clientela la que le está dando ese punto de importancia.

-Ha sido finalista a los Premios Nacionales de Moda que otorga el Ministerio de Industria en la categoría de Joven Valor. ¿A partir de qué edad uno deja de ser un joven valor?

-Pues esa es una buena pregunta porque a mí todavía me siguen diciendo el "joven diseñador". Esto lo marca la industria de la moda: cuando ellos decidan pasaré de ser un diseñador joven a un diseñador.

-Trabajó con Marck Jacobs. ¿Qué recuerdos tiene de él?

-La verdad que buenísimos. Estuvimos dos años entre París y Nueva York, porque entonces él llevaba la dirección creativa de Louis Vuitton. Fueron años de muchísimo trabajo y también conocer mucha gente. Estuvo genial. Lo recuerdo como uno de los mejores momentos de mi vida.

-La mismísima Lady Gaga ha llevado sus diseños. ¿Qué relación tiene con ella?

-La vedad que fue su agente quien contactó con nosotros.

-¿Y con otra de las artistas españolas que ha llevado sus creaciones: María León, que lo eligió para que la vistiera en una gala de los Goya?

-Es un honor que actrices de nuestro país se vistan de diseñadores españoles. María, la verdad que nos apoyó desde el principio y con toda la familia León tenemos muy buena relación: con María, con su madre y con su hermano Paco.

-¿Qué famosos considera un icono de estilo?

-Para mí son gente que no está viva. En España ahora también tenemos, pero preferiría no tener que decir nombres.

-¿Y entre los muertos?

-Juana de Arco, Isabel la Católica, Rocío Jurado o Manolo Caracol.

-¿A cuáles les encantaría vestir que aún no se hayan puesto sus diseños?

-Nunca me gusta posicionarme en estos casos porque al final la moda es muy abierta y para todo el mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios