Deportes Todo sobre la Carrera de la Mujer en Sevilla: recorrido, cómo llegar o dónde recoger el dorsal

Investigación

Fármacos que imitan el humo de tabaco podrían inhibir el coronavirus, según un nuevo estudio

Fármacos que imitan el humo de tabaco podrían inhibir el coronavirus

Fármacos que imitan el humo de tabaco podrían inhibir el coronavirus / freepik

Fumar tabaco es un factor de riesgo conocido en muchas infecciones respiratorias  víricas y bacterianas que aumenta la gravedad de este tipo de enfermedades. El daño que el consumo de tabaco provoca en los pulmones y en el sistema inmune ha sido uno de los retos durante la pandemia por la gravedad y la intensidad de las consecuencias que el virus podría ejercer en contacto con el organismo de un fumador. Sin embargo, al contrario de lo que se puede pensar, paradójicamente el número de fumadores infectados con el SASR-CoV-2 ha sido menor que el de personas no fumadoras. Estudiando estos resultados, científicos de la Universidad de Hiroshima, han identificado dos fármacos que, imitando el humo del cigarrillo, podrían inhibir el virus.

En concreto, los investigadores han visto que estos dos fármacos, el carbazol -un derivado del aminoácido triptófano-, y el segundo el omeprazol -un medicamento muy usado en el tratamiento del reflujo gastroesofágico y de las úlceras pépticas-, pueden suprimir la expresión de ACE2, una especie de cerradura que el coronavirus SARS-CoV-2 es capaz de seleccionar y unirse a ella para provocar una infección. La idea es inhibir la acción de este receptor funcional de  las superficies celulares que está presente en las células de mamíferos, y reducir así la capacidad del SARS-CoV-2 para infectarlas. 

Sin embargo, y pese a que estos hallazgos podrían ser útiles de cara a nuevos tratamientos para combatir la infección, Keiji Tanimoto del Institute for Radiation Biology and Medicine de la Universidad de Hiroshima (Japón), y uno de los autores del trabajo, asegura que ''tenemos evidencias sólidas que muestran que fumar aumenta la gravedad del Covid-19''.

Se sabe que el humo del cigarrillo contiene hidrocarburos aromáticos policíclicos, que pueden unirse y activar los receptores de hidrocarburos arilo (AHR). En concreto, el AhR es un tipo de receptor dentro de las células de los mamíferos que a su vez es un factor de la transcripción, algo que puede inducir una amplia gama de actividades celulares gracias a su capacidad para incrementar o disminuir la expresión de ciertos genes.

MENOS POSIBILIDAD DE CONTAGIO PERO MAYOR GRAVEDAD

Con esta información, los científicos investigaron primero diferentes líneas celulares para examinar sus niveles de expresión genética de ACE2. Encontraron que las células que se originaban en la cavidad oral, los pulmones y el hígado contenían los niveles más elevados de células que expresaban ACE2.

Estas células fueron expuestas a varias dosis de extracto de humo de cigarrillos (CSE) durante 24 horas. Así descubrieron que la exposición a este extracto había inducido un incremento en la expresión del gen CYP1A1 en células del hígado y del pulmón; es decir, cuanto mayor era la dosis de este extracto, mayor era el efecto.

Sin embargo, las células que se originaban en la cavidad oral, cuanto mayor era la actividad del CYP1A1, se producía una menor producción de los receptores ACE2 –la ruta que permite al virus penetrar en las células–.

En resumen, esto quiere decir que cuando el virus consigue desbloquear esa barrera interpuesta por el ACE2, se produce la infección y, según indican los hallazgos, se produce de manera más virulenta en los fumadores debido a la acción del gen CYP1A1 provocada por el humo del tabaco. Al contrario, en las células de la cavidad oral, la actividad del CYP1A1 producía una menor presencia de los receptores de transcripción del ACE2, la vía del coronavirus para infectar la célula.

LOS FÁRMACOS COMO POSIBLE TRATAMIENTO PARA INHIBIR LA ENTRADA DEL VIRUS 

Para observar con más detenimiento los mecanismos por los que AhR actúa sobre la expresión de ACE2, se evaluaron los efectos de los dos fármacos mencionados que pueden activar AhR en las células del hígado.

Los datos de la secuenciación de ARN sugirieron que el gen CYP1A1 estaba más fuertemente inducido en las células del hígado por estos activadores AhR (receptores de transcripción), y la expresión del gen de ACE2 era potentemente inhibida.

Es decir, el extracto de humo de cigarrillos y estos dos medicamentos –que en ambos casos actúan como activadores de AhR– son capaces de suprimir la expresión de ACE2 en las células de mamíferos y, al hacerlo, reducen la capacidad del SARS-CoV-2 para introducirse en las células.

Ya en un estudio preliminar, realizado por el Hospital Pitié-Salpêtrière de París, se afirmó que "la condición de fumador parece ser un factor de protección contra la infección por el SARS-CoV-2" y que "se puede sugerir la nicotina como posible agente preventivo contra la infección por el COVID-19", basándose en la literatura científica y las observaciones del propio hospital.

Con base en los hallazgos en el laboratorio, los investigadores han iniciado ensayos clínicos y preclínicos para analizar el papel de estos dos medicamentos como una nueva terapia para el Covid-19.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios