Audiencia

Doce personas acusadas de organizarse para estafar al seguro del coche

  • El juicio, que estaba señalado para el pasado 10 de febrero, está previsto que se celebre el próximo 21 de enero

Audiencia Provincial de Sevilla Audiencia Provincial de Sevilla

Audiencia Provincial de Sevilla / Juan Carlos Vázquez

Es cierto que, aunque cuentan con cierta benevolencia social, los fraudes al seguro son un delito. De hecho, una docena de personas, algunos de ellos miembros de una misma familia, se enfrentan el próximo 21 de enero a la acusación de delito de estafa procesal, dos de ellos en grado de tentativa y de modo continuado. El juicio estuvo señalado en principio para el pasado 10 de febrero, aunque fue suspendido y aplazado para el próximo jueves, casi un año después.

En su escrito de acusación, la Fiscalía señala que todos los acusados se encuentran relacionados "personal y/o familiarmente entre sí y algunos de ellos, ya habían percibido indemnizaciones de la aseguradora por lesiones en accidentes de tráfico denunciados previamente".

La Fiscalía solicita para los dos acusados de un delito continuado de estafa procesal en grado de tentativa la pena de 11 meses y 15 días de prisión y 1.500 euros de multa. Para los diez acusados restantes el Ministerio Público solicita por el delito de estafa procesal, 9 meses de prisión y 1.200 euros de multa.

Según la Fiscalía, el primero de los "accidentes" fue en agosto de 2011 cuando cuatro de los acusados tuvieron un accidente contra otro de los procesados e interpusieron denuncia por daños y lesiones. En el reconocimiento ante el médico forense "simularon los síntomas propios de un latigazo cervical". La denuncia fue archivada y la aseguradora se negó a las indemnizaciones y los acusados recurrieron.

En diciembre de ese mismo año, siete de los acusados "puestos de acuerdo entre sí y con ánimo de obtener un beneficio ilicito", según la Fiscalía, tras haber golpeado ligeramente del mismo vehículo de la primera vez contra la parte trasera de otro coche, se dirigieron al hospital "y simularon frente a los facultativos de urgencias, pese a no haber sufrido ningún tipo de lesión, dolores y síntomas propios del latigazo cervical". De nuevo, la aseguradora se negó a hacer efectivas las indemnizaciones "viendo nuevamente frustrado su propósito".

En enero de 2012, otra vez el coche "colisionó muy ligeramente" por tercera vez con la parte trasera de otro vehículo, siguiendo los acusados la misma dinámica, hecho que se repitió en febrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios