Triple asesinato de Dos Hermanas

El juez excluye de los asesinatos a la madre del Pollino y a la intermediaria

  • El magistrado entrega al jurado el objeto del veredicto sobre el triple crimen de Dos Hermanas.

El magistrado Juan Romeo, a la derecha, y el secretario de la oficina del jurado, Luis Revilla. El magistrado Juan Romeo, a la derecha, y el secretario de la oficina del jurado, Luis Revilla.

El magistrado Juan Romeo, a la derecha, y el secretario de la oficina del jurado, Luis Revilla. / EFE

El magistrado Juan Romeo, que preside el tribunal del jurado que ha enjuiciado el triple asesinato cometido el 16 de septiembre en una vivienda de Dos Hermanas, ha entregado este lunes al jurado popular el objeto del veredicto, en el que ha excluido a la madre del Pollino, Joaquina Hernández Jiménez, y a la intermediaria, Manuela Muñoz Ortiz, de los delitos de asesinato por los que algunas de las acusaciones le reclamaban tres penas de prisión permanente revisable.

El objeto del veredicto entregado al jurado está integrado por más de 90 preguntas en relación sobre los hechos enjuiciados y la culpabilidad de los siete acusados. En esas preguntas, el juez ha excluido el delito de asesinato en relación con estas dos acusadas. Así, con respecto a la madre del Pollino, el jurado tendrá que determina si es culpable o no de tres delitos de encubrimiento, por los que la Fiscalía de de Sevilla le reclama una condena de siete años y medio de prisión.

En el caso de Manuela Muñoz Ortiz, el magistrado ha excluido al jurado que se pronuncien sobre si es coautora o cómplice de los asesinatos –como reclamaban las tres acusaciones particulares que representan a los familiares de las víctimas–, y en su lugar, el veredicto deberá determinar si tuvo una intervención como posible cómplice de un delito de detención ilegal del ciudadano turco Yilmaz Giraz, pero no del secuestro de las otras dos personas ni de los tres crímenes, dado que además del turco fueron asesinadas su mujer, Sandra Capitán, y la hija de ésta, Lucía Begines, de sólo seis años.

La Fiscalía había pedido inicialmente 19 años de cárcel para la intermediaria, pero la propuesta del magistrado de juzgarla sólo como cómplice de un delito de detención ilegal puede hacer que la pena se reduzca hasta los cuatro años.

El Ministerio Público y las acusaciones particulares han mostrado su disconformidad con el objeto del veredicto acordado por el magistrado y han anunciado que presentarán un recurso.

La Fiscalía reclama para el principal acusado, Ricardo García Hernández, el Pollino, una condena de tres prisiones permanentes revisables y otros 13 años y medio de cárcel por delitos de detención ilegal y tenencia ilícita de armas. Se trata de la misma pena que reclama para su mujer, Elisa Fernández Heredia, mientras que para su padre, Ricardo García Gutiérrez, el Cabo, además de las tres prisiones permanentes revisable solicita siete años y medio de cárcel por el secuestro y la tenencia ilícita de armas.

Por su parte, David Ramón Hurtado Pino, el Tapita, y José Antonio Mora Bataller, Quino, que intervinieron en el secuestro del ciudadano turco, se enfrentan a una petición de 28 años de cárcel por cada uno de los tres asesinatos, después de que le aplicara la atenuante analógica cualificada de confesión por haber colaborado eficazmente en la resolución del caso.

Dada la complejidad del caso, el número de acusados y las numerosas preguntas que integran el objeto del veredicto, es probable que no haya veredicto hasta finales de la semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios