denuncia contra el psiquiatra de Javier Criado

El psiquiatra Javier Criado será juzgado en noviembre por la única denuncia que no ha prescrito

El psiquiatra Javier Criado. El psiquiatra Javier Criado.

El psiquiatra Javier Criado. / M. G.

El juzgado de lo Penal número 9 de Sevilla ha fijado para los días 3 y 5 de noviembre de este año el juicio contra el psiquiatra Javier Criado, que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de dos años de cárcel por un delito contra la integridad moral, en relación con el trato dispensado a una de las pacientes, hechos por los que el Ministerio Público también pide que se le imponga la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de la denunciante y que indemnice a esta mujer con 6.000 euros.

La asociación de víctimas Veritas, creada por las mujeres que destaparon el caso, ha recordado este miércoles que en este juicio será juzgado el único caso que sigue delante de los ocho presentados por varias mujeres que acusaron al conocido psiquiatra de mala praxis y abusos en su consulta durante tres décadas. En concreto, las presuntas víctimas le acusaron por un delito continuado de intrusismo profesional, un delito de omisión del deber de socorro, un delito continuado contra la integridad moral, tres delitos continuados de abuso sexual, dos delitos de abuso sexual, y uno de inducción al suicidio.

La juez que investigó estas denuncias dio por cerrado el caso para la mayoría de ellas, al considerar que los hechos denunciados habían prescrito, sin entrar al fondo de la cuestión. A pesar de ello, la Fiscalía elevó un escrito a la juez en la que señalaba “los serios indicios de culpabilidad concurrentes en el presente caso”, recuerda la asociación.

El psiquiatra Javier Criado declaró en calidad de investigado ante la juez de Instrucción número 19 de Sevilla en octubre de 2017 y atribuyó a un "ánimo de venganza" la denuncia que le presentaron una treintena de mujeres por la presunta mala praxis y supuestos abusos en su consulta, aunque del total de denuncias la juez sólo investigaba ya el caso de una mujer por un delito contra la integridad moral, por haberla tratado presuntamente de forma vejatoria durante el mes y medio que estuvo en tratamiento.

En el auto que concluyó la investigación, la juez relató que en enero y febrero de 2015, la paciente M. G. G. P. estuvo asistiendo a la consulta privada de Criado como especialista en psiquiatría. A la primera consulta acudió el 20 de enero de 2015 con su marido y entonces hablaron al doctor de los pensamientos de suicidio y de la situación mental en que se hallaba la mujer. 

La Fiscalía recoge en su escrito de acusación el lenguaje "soez y humillante" presuntamente empleado por el acusado. Dice el fiscal que el psiquiatra Javier Criado, "sin llegar a interesarse en ningún momento por su historial psiquiátrico", profería continuamente a esta persona expresiones denigrantes e indagaba sobre su vida sexual. De forma frecuente, se dirigía a ella con expresiones tales como "loquita", incluso delante de otros pacientes, manifestando asimismo otras veces "esta loca no se cura", al tiempo que mantenía con ella una "actitud jocosa" por ser seguidora del Real Betis Balompié o de la Semana Santa. ser informado de que la mujer "se había planteado en alguna ocasión su identidad sexual", le respondió con  comentarios vulgares sobre su tipo de preferencias sexuales. 

La abogada de la denunciante, Inmaculada Torres, presentó ante el Juzgado de Instrucción 19, que llevó el caso, la petición para que declararan hasta 24 mujeres que querían contar su caso públicamente en el tribunal. Inicialmente, la juez desestimó esa idea al considerar que no tenían relación directa con el hecho que se investiga.

Declararán otras tres víctimas

Finalmente, la magistrada que enjuiciará el caso ha permitido que otras tres víctimas puedan testificar y ofrecer unos testimonios con los que la acusación confía en que se pueda demostrar que el delito ahora investigado no se trata en absoluto de un hecho aislado.

De hecho, hace cuatro años fueron hasta 32 las mujeres que presentaron por escrito sus testimonios denunciando a Javier Criado ante el Colegio de Médicos de Sevilla, rompiendo así el silencio que durante años habían mantenido antes sus propias familias y amigos. Este grupo de mujeres, alguna de ellas muy conocidas por pertenecer a prestigiosas familias de la ciudad, por ostentar cargos de responsabilidad institucional o por ser esposas de políticos y empresarios, se conocieron hace cuatro años a través las redes sociales, a raíz de que una de que una de ellas rompiera su silencio exponiendo en su muro de Facebook su terrible experiencia, lo que animó a otras a hacer lo mismo.

Tras ello, decidieron crear la Asociación Veritas, que agrupa a las víctimas de las presuntas malas praxis y abusos del psiquiatra y que mantiene su lucha por este caso. De hecho, siguen reclamando el cambio de las leyes para que los casos de abusos no prescriban, ya que en la mayoría de los casos pasan varios años desde que las víctimas son capaces de entender o de contar lo que les ha pasado.

Para esta asociación, que Criado "se siente finalmente en el banquillo es algo por lo que llevan luchando varios años. Eso no va a eliminar el horror sufrido por las víctimas ni las secuelas que siguen padeciendo muchas de ellas pero puede ayudar a que se haga justicia y, sobre todo, que ninguna mujer vuelva a pasar por lo que han pasado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios