Temporada 2019-2020 Los teatros de la Junta, entre la agitación y el último talento andaluz

  • Compañías de la comunidad harán residencias creativas en el Central, el Cánovas y el Alhambra.

  • Pablo Remón, Miguel del Arco y Pablo Messiez ofrecerán clases magistrales

Artistas y abonados posan con la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, y el director de los teatros públicos de Andalucía, Manuel Llanes. Artistas y abonados posan con la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, y el director de los teatros públicos de Andalucía, Manuel Llanes.

Artistas y abonados posan con la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, y el director de los teatros públicos de Andalucía, Manuel Llanes. / José Ángel García

"El teatro no produce calma. No es un analgésico, no es un bálsamo. Es algo más agitado", afirmó este viernes la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, en la presentación de las programaciones de los teatros de la Junta de Andalucía, el Central de Sevilla, el Alhambra de Granada y el Cánovas de Málaga. Esa agitación vendrá de la mano, la próxima temporada, de creadores habituados a interpelar y cautivar a los espectadores como Pablo Remón, Alberto Conejero, Miguel del Arco, Israel Elejalde, Jan Lauwers o Pascal Rambert.

El director artístico de los teatros públicos de Andalucía, Manuel Llanes, explicó que para elaborar la programación él y su equipo se habían hecho dos preguntas, "qué tenemos para ofrecer y qué sería estimulante. Nos informamos de qué han hecho los artistas y los productores, pero principalmente sobre qué se está cocinando. No nos gusta traer espectáculos devaluados, algo que lleve dos años circulando", declaró el gestor. Ese interés por la creación "más contemporánea" alinea "una temporada más" al Central, al Alhambra y al Cánovas "con los escenarios nacionales e internacionales más exigentes", defendió Llanes.

La voluntad de "tener los ojos y los oídos abiertos para conocer lo que se está haciendo" se extiende también a los autores e intérpretes de Andalucía. Este año, apuntó Del Pozo, "se potenciarán las coproducciones y colaboraciones" con compañías de la comunidad autónoma. En esta línea, harán residencias artísticas en el Central Selu Nieto y Teatro a la Plancha, que tras sus deslumbrantes primeros trabajos presentarán Dolores. Con las alas del amor salté la tapia; José Luis de Blas y Teatro Resistente, que tras una investigación teatral propondrán Un Chejov andaluz en Los cerezos; o David Montero y las actrices Rocío Hoces y Julia Moyano, que abordan conceptos como maternidad y (falta de) descendencia en Si yo fuera madre. Pieza para dos intérpretes con sus bebés y un dramaturgo sin hijos. La Sal Teatro, que cumplirá dos décadas en 2020 y recuperará por navidad algunas de sus obras más destacadas, tendrá su residencia creativa en el Alhambra, y Susana Almahano, que estrenará Museum, y Ximena Carnevale, que hará lo propio con Perdedora, serán las compañías residentes del Cánovas.

Asimismo, tal como reveló la consejera, la temporada 2019-2020 ahondará en la reflexión sobre el hecho escénico gracias a los encuentros abiertos con el reparto y equipo de las obras, una línea que se reforzará, y a las clases magistrales que ofrecerán en Sevilla tres de los renovadores indiscutibles del último teatro español, Pablo Remón, Miguel del Arco o el argentino Pablo Messiez.

Nombres como éstos han contribuido a que los teatros andaluces mantengan un público fiel que valora las propuestas valientes y complejas que pasan por ellos. Según los datos facilitados por la consejera, más de 80.000 personas asistieron a las funciones teatrales de la temporada pasada, y el nivel de ocupación se acercó al 80%, resultados "excelentes" que Del Pozo consideró "un estímulo" para seguir trabajando.

Patricia del Pozo y Manuel Llanes, en el Central. Patricia del Pozo y Manuel Llanes, en el Central.

Patricia del Pozo y Manuel Llanes, en el Central. / José Ángel García

El Alhambra abrirá sus puertas el 18 y el 19 de octubre con la alianza de dos grandes, la actriz Nuria Espert y el director Lluís Pascual, embarcados en una emocionante revisión del Romancero gitano de García Lorca. Pony Bravo, dispuestos a subyugar de nuevo a sus fieles con su último álbum, Gurú (11 de octubre), y Lagartija Nick, con Los cielos cabizbajos, su homenaje a Jesús Arias (al día siguiente), inaugurarán con música la temporada del Central. El Cánovas, entretanto, arrancará el curso del 1 al 11 de octubre con Proyecto Thespis, un encuentro con la comunidad educativa.

Trans (más allá), de Didier Ruiz, en colaboración con el Instituto Francés; Traición, de Harold Pinter, en la que el actor Israel Elejalde dirige a Raúl Arévalo y Miki Esparbé; La Geometría del trigo, del aclamado Alberto Conejero; y una versión de La Gaviota de Chejov en la que Àlex Rigola ha reclutado a Irene Escolar y Nao Albet son algunos de los montajes que se verán tanto en el Central como en el Alhambra.

En total, son 106 espectáculos y 306 funciones los que se programan en los tres teatros para este curso, una oferta a la que, anticiparon desde la Junta, "se añadirán próximamente los ciclos específicos como Flamenco viene del Sur, los festivales de títeres, y los de jazz y música contemporánea, entre otros".

Uno de los reclamos más singulares de la nueva temporada del Central será Recreativos Federico, una instalación que ha ideado Álex Peña y que reinterpreta clásicos de García Lorca como Bodas de sangre o Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín en un imaginativo salón de juegos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios