Planes Todas las actividades que podrás hacer en la Noche en Blanco y sus precios

Crónica de un día

Fran Barquilla

fbarquilla@grupojoly.com

Elecciones en Francia

El país vecino cierra la campaña electoral de las elecciones a la presidencia de la República que se celebran el domingo, con la única incertidumbre sobre si la participación podría dar un vuelco a las encuestas

Macron o Le Pen. Esa es la decisión que deben tomar los franceses el día 24 de abril sobre la presidencia de la República francesa. "Entre lo malo y lo peor" decía la vicepresidenta Yolanda Díaz esta semana cuando le preguntaban sobre a quién elegiría. 

Lo cierto es que Francia llega este domingo a la segunda vuelta de sus elecciones para elegir presidente de la república, para los próximos cinco años, con todas las encuestas apuntando a que Macron saldrá victorioso, salvo sorpresa mayúscula.

En general, todas los sondeos se mueven en una horquilla del 55 a 45 por la victoria de Macron. Pero todos coinciden en que habrá que estar muy pendiente de la participación, puesto que si es baja, podría haber un vuelco.

La desafección y el desencanto se ha abierto camino entre los jóvenes de entre 18 y 30 años, que a día de hoy se plantean si les merece la pena ir a votar por alguno de los dos candidatos que no les representan, vimos esta semana las protestas en La Sorbona de París, o si realmente sería tan malo votar por Le Pen como les vende su oponente.

Así que hasta el último minuto ha estado el bueno de Emmanuel Macron haciendo campaña para movilizar a un electorado al grito de "que viene la ultraderecha" (¿les suena?) y pidiendo que al menos vayan a votar, como solicitaba el periódico Libération en una de sus portadas,  porque es la única manera de frenar a la buena de Marie le Pen que avanza en intención de voto, elección tras elección.

Y vaya si avanza. Los porcentajes en 2017 eran del 65-35 a favor de Macron sobre Le Pen. Con las encuestas de este 2022, ella mejora en 10 puntos y él ha empeorado. Baja 10 puntos en medio de una situación marcada por la guerra en Ucrania y las decisiones sobre el racionamiento energético sobrevolando no solo Francia, sino toda Europa.

Poco o nada parece haber perjudicado a Marie Le Pen "ser la candidata" de Putin. Sus lazos con el líder ruso han sido uno de los leiv motiv de la campaña del actual presidente, así como sus vías de financiación a través de la banca rusa. 

¿Dónde dejamos los cordones sanitarios que piden sus adversarios políticos en un país en el que casi la mitad elige a la candidata de ultraderecha?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios