Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Coronavirus y presupuestos

Rufián ha advertido a Sánchez de que antes de negociar los presupuestos hay que "atornillar la mesa de diálogo"

La preocupación nacional es hoy, sin duda, el coronavirus. En realidad, hasta que no se han cerrado guarderías, colegios y universidades, se celebran partidos de fútbol sin público en las gradas y nos enteramos -yo por mi hija, religiosa, que vive en Roma-- que allí no se celebran misas con asistencia de fieles, e incluso que se pueden suspender actos que congregan multitudes, como son las Fallas en Valencia y la Semana Santa procesional en Andalucía, el contagio del coronavirus (Covid-19, para los íntimos) se consideraba una posibilidad remota. A falta de medidas drásticas del Gobierno, a lo más que se llegaba era a suprimir el contacto físico, sobre todo los besos, que en Andalucía se han extendido de tal manera que ya no se besan los de distinto sexo, sino también los hombres entre sí, como prueba de su cariñosa amistad. Ahora son las duras y necesarias medidas que el Gobierno decreta y recomienda las que nos sitúan ante una realidad inesperada. Pero ni siquiera yo, que por razón de edad y de achaques propio de ésta soy persona de riesgo, estoy asustado y creo que todo pasará y que esta pandemia nos servirá sólo para recordar la célebre frase que los monjes cartujos se decían al encontrarse, como saludo: memento moris.

En la confianza de que dentro de algún tiempo la epidemia no sea más que un recuerdo, volveremos a la realidad y con ella a los problemas de siempre. Y no es el menor el de Cataluña, con los deseos de independencia de los partidos que la lideran. Porque leo, en medio de las noticias del virus, relegado eso sí a un rincón de la página, que el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, dice que antes de abordar la negociación con el Gobierno sobre los presupuestos generales del Estado, requisito ineludible para que Sanchez pueda gobernar, hay que "atornillar la mesa del diálogo" ya constituida y eso, según Rufián, se hace con el reconocimiento de Cataluña como nación y la autorización para un referéndum de autodeterminación. En la rueda de prensa convocada por Casado, presidente del PP, expuso un plan de choque para el remedio de la crisis creada por el virus, con muchas medidas económicas para paliar los quebrantos ocasionados. Pero lo que es más importante es que propuso a Sanchez votar con el PSOE los presupuestos generales, que necesita para gobernar, con la condición de que abandone la mesa de negociación con los independentistas. La ministra Calvo, como si no lo hubiese oído, reclama al PP su apoyo a los presupuestos. Casado le recuerda que ya han sido 20 veces las ofrecidas con esa condición.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios