Polémica El dueño de un pub de Sevilla se muestra arrepentido tras no dejar entrar a jóvenes con diversidad funcional

Una bofetada para Andalucía

Airbus sentenció la planta de Puerto Real mientras salvaba otras, como la de Getafe, en zonas con sectores industriales desarrollados

Ya es tarde para lamentarse. Cádiz, y con ella Andalucía, cosechan un nuevo fracaso en su política industrial. La plantilla de Airbus, a través de sus representantes sindicales, ha aceptado el nuevo convenio, que incluye el cierre de la factoría de Puerto Real. Han sido inútiles sus buenos índices de productividad o que haya demostrado su competitividad. Ni siquiera los 300 millones en ayudas públicas que se han puesto a su disposición han cambiado la sentencia que pesaba sobre la planta desde hace meses. Airbus ha utilizado el pretexto de la pandemia y la lógica de la caída de los pedidos, pero ha ignorado los magníficos resultados que ha cosechado en cuanto se han relajado las restricciones sanitarias, con un considerable despegue de los datos económicos. El gigante aeronáutico no ha sido la primera compañía -ni será la última- que aprovecha una crisis para aligerar los costes de producción. Lo que carece de lógica es que señalara a la planta de Puerto Real, donde representaba un activo económico y de empleo de primer orden, mientras salvaba otras en zonas con sectores industriales muy desarrollados. Ahí se han encontrado, además, con la falta de oposición de unas autoridades políticas que no han dado muestras de haberse empleado a fondo para cambiar la decisión de la multinacional. El Gobierno central decidió apostar por la planta de Getafe con subvenciones millonarias. La Junta, por su parte, parece haberse dado por satisfecha con las promesas de la empresa de que no se perderá empleo y de que tampoco saldrán de Cádiz los programas que se ejecutaban en Puerto Real. Hasta las federaciones sindicales se han plegado al final a los planes de la compañía para enterrar una fábrica que tenía que haber seguido abierta. Pero por más que Airbus intente ahora amortiguar el impacto de la noticia, anunciando la creación de un Centro Aeronáutico Industrial 4.0 en Puerto Real, se le ha dado con esta decisión una bofetada a Cádiz y a Andalucía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios