Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Provincia

El PP-A vuelve a corregir a su grupo y veta un pacto de gobierno con Podemos

  • El Pleno para dar cuenta de la renuncia de Limones se celebra este martes. El PSOE acelera el proceso para nombrar al nuevo candidato.

Como ya ocurrió en vísperas de la investidura del alcalde tras las elecciones municipales, ha sido la dirección del PP andaluz la que ha enfriado la apuesta de los suyos en Alcalá de Guadaíra por intentar formar gobierno con otras fuerzas minoritarias, incluida Podemos. Si entonces fue el presidente provincial, Juan Bueno, el que echó públicamente el jarro de agua fría, ayer lo hizo la secretaria del PP-A, Dolores López, quien dejó claro, a preguntas de la prensa, que "el PP no pacta con Podemos". Entonces, como ahora, el cambio de gobierno local se ha planteado en vísperas de unas elecciones generales y no sería posible sin esas fuerzas antagónicas. Además, sería necesario no sólo el voto de IU y el PA, que lo tienen claro, sino el de C's, que se mantiene prudente.

Las palabras de Dolores López, se producen después de que los populares alcalareños hablaran de "buscar el consenso con el resto de partidos de la oposición", sin "líneas rojas", para "formar un gobierno que saque todas las cuentas ocultas a la luz pero sobre todo, que resuelva los problemas reales de los alcalareños". La semana pasada hubo una reunión con ese fin en la que participaron todos los grupos, con intenciones más firmes incluso que cuando, antes de conocer la marcha de Limones, IU, el PA y Podemos querían estudiar una moción de censura.

López dijo ayer que todo eso no significa que vayan a pactar con Podemos, sino que sus concejales están buscando "estabilidad" en el ejecutivo municipal y que están "abiertos al diálogo". "El PP no pacta con Podemos, eso lo hace el PSOE", que el PSOE está "muy unido" a Podemos y que así se ha podido ver "en los últimos días" en la ciudad de Granada, donde el PSOE ha unido sus votos a los de Podemos y otras formaciones para arrebatar la Alcaldía al PP. "Sobre la pregunta de si vamos a pactar con Podemos y con otras formaciones, creo que mi respuesta ha sido clara y contundente", zanjó. Poco después de esta declaración, el PP alcalareño ya matizaba sus comunicados previos y habló de que no quiere gobernar ni con IU ni Podemos, sólo su apoyo en una investidura.

El anuncio se produce cuando el reloj para la elección de nuevo alcalde empezará a contar hoy. A las 9:00 se ha convocado el Pleno para dar cuenta de la renuncia que Antonio Gutiérrez Limones registró el jueves, tras confirmarse que repetirá como número tres en las listas al Congreso por Sevilla y aduciendo la incompatibilidad orgánica en la que ya ha incurrido durante estos meses de "legislatura atípica", según defendió. La renuncia también coincidió con un auto en el que el juez que instruye el caso ACM le ha invitado a personarse en la causa para "ejercer su defensa" después de que haya perdido su condición de aforado.

Está previsto que hoy el PSOE haga público el calendario para elegir a la persona que tendrá ante sí el reto de culminar el mandato, recomponer las relaciones con la oposición y consolidar un nuevo liderazgo tras 21 años. Fuentes consultadas destacan que el proceso que se quiere acelerar al máximo -hay ganas, dicen, dentro del PSOE alcalareño, entre los vecinos y los propios grupos de la oposición de iniciar una nueva etapa-, aunque sin saltarse ningún paso: la propuesta pasará por el grupo, la ejecutiva local y por la asamblea. Se tiene claro que el PSOE no puede volver a salir divido del proceso. En principio hay diez días para la celebración del Pleno de investidura, que será la semana que viene. Aunque la posibilidad de un acuerdo de la oposición para formar gobierno es cada vez es más remota, se testarán las posturas. En cualquier caso, la negociación política de cara a la investidura y a esa nueva etapa se dejará ya en manos del nuevo candidato. Y el nombre, salvo sorpresa, será el de Ana Isabel Jiménez, número tres en la lista de las municipales, persona de confianza de Susana Díaz y actual responsable del área de Cultura y Ciudadanía en la Diputación. De confirmarse, tendría que renunciar la número dos, Miriam Burgos, persona de la órbita de Limones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios