Infraestructuras ferroviarias

Adif sustituirá del todo la vía del tren entre Osuna y Pedrera por el Eje del AVE

  • La variante que se está construyendo en Aguadulce no será provisional, sino que se integrará de forma definitiva en el recorrido para trenes de Media Distancia

  • Las obras están muy avanzadas en un tramo en el que ahora hay que transbordar en autobús

  • Los 11 kilómetros de vía que quedarán sin uso se desmontarán

Detalle de los trabajos de extendido del lecho de balasto sobre el tramo de plataforma cedido por la Junta, en una imagen facilitada por Adif. Detalle de los trabajos de extendido del lecho de balasto sobre el tramo de plataforma cedido por la Junta, en una imagen facilitada por Adif.

Detalle de los trabajos de extendido del lecho de balasto sobre el tramo de plataforma cedido por la Junta, en una imagen facilitada por Adif. / M. G.

La variante que Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) está construyendo sobre 9,4 kilómetros del Eje Ferroviario Transversal –la plataforma que la Junta ejecutó entre Marchena y Antequera para un tren AVE que nunca se puso en marcha– no será una solución provisional, sino definitiva para los recorridos en tren de Media Distancia entre Sevilla y las provincias de Málaga, Granada y Almería, en ese tramo, entre Osuna y Pedrera.

Fuentes del organismo, dependiente del Ministerio de Fomento, han confirmado que el puente ferroviario sobre el río Blanco, arrastrado con las riadas del 21 de octubre en Aguadulce y que obligó a sustituir por autobuses los recorridos entre esas estaciones, se va a retirar, pero no a reconstruir. Lo mismo ocurrirá con los 11 kilómetros del viejo tramo de vía, que se desmontarán en “un futuro”. No obstante, no está decidido el destino que se dará al terreno ya sin uso ferroviario y si será desafectado.

La decisión se confirma cuando están avanzadas las obras del nuevo trazado por el Eje Ferroviario Transversal, que la Junta cedió a Adif para recuperar lo antes posible los recorridos en tren de la línea (Bifurcación de Utrera-Fuente de Piedra), cortada desde el 21 de octubre. Se apuntó como solución provisional, pero con una inversión muy importante, de más de 5,3 millones de euros (IVA no incluido), contando los enlaces que hay que hacer al principio y al final de la variante.

El trayecto completo en tren, sin transbordos en autobús, podría estar para la primavera

Las obras arrancaron el 19 de noviembre, con un plazo de entre tres y cuatro meses, y podrían estar terminadas a finales de febrero. No obstante, el restablecimiento de la circulación de trenes depende de que, una vez finalizadas, la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) apruebe la entrada en servicio de la nueva variante, por lo que no se puede dar una fecha más precisa. En cualquier caso, todo apunta a que podría ser alrededor de la próxima primavera.

Disposición de las traviesas sobre la nueva variante. Disposición de las traviesas sobre la nueva variante.

Disposición de las traviesas sobre la nueva variante. / M. G.

Actualmente, la empresa a la que Adif adjudicó las obras por vía de urgencia está realizando el extendido de capa de lecho de balasto sobre el que se están depositando y alineando ya las traviesas del tren. Antes, se han realizado tratamientos de desbroce en la plataforma y de disgregación de la superficie del terreno y su posterior compactación (escarificación) para “homogeneizar la superficie de apoyo” de la capa de subbalasto ejecutada por la Junta, que se ha extendido, nivelado y reperfilado.

Sobre ello, se han ido distribuyendo las traviesas, explican fuentes de Adif. Los trabajos incluyen los sistemas de señalización y comunicaciones, pero la vía no precisa de electrificación, porque es para trenes de tracción diésel.

Desde que la Junta ofreció a Adif este Eje Ferroviario Transversal –que en esta zona discurre muy cerca de la vía dañada– abogó por una cesión definitiva, como va a ocurrir con el tramo. No obstante, la intención del Gobierno socialista era ceder los 77 kilómetros al completo de la plataforma en la que se invirtieron 277 millones, para “adecuar forma definitiva este recorrido ferroviario a los requisitos de la red transeuropea”, según defendió en su día el consejero de Fomento y Vivienda en funciones, Felipe López, que señaló que el trazado y drenaje de la misma la hacen más segura ante futuras riadas.

La vía sobre el río, dentro del tramo que se desmontará. La vía sobre el río, dentro del tramo que se desmontará.

La vía sobre el río, dentro del tramo que se desmontará. / T. P.

Por otro lado, todavía siguen sin ser retirados los restos del viejo puente ferroviario sobre el río Blanco, en Aguadulce. Parte de la estructura aún está en lecho del río y las vías aún cuelgan, combadas, a pocos metros sobre el cauce. Adif ha avanzado en este sentido que se está tramitando esa retirada con un proceso de “puesta a disposición” como “material a enajenar” a la empresa Enajenación de Material Ferroviario S. A. (Emfesa). Será esta entidad la que se ocupe de encargar a una empresa especializada esos trabajos en próximas fechas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios