Betis Lo Celso, al Tottenham

  • El Betis alcanza un acuerdo con el equipo inglés que debe quedar hoy finiquitado

  • El montante global de la operación se elevará a 60 millones tras la cesión con compra obligatoria

  • De Lo Celso a Borja Iglesias

Lo Celso saluda a la grada antes del partido homenaje a Rubén Castro. Lo Celso saluda a la grada antes del partido homenaje a Rubén Castro.

Lo Celso saluda a la grada antes del partido homenaje a Rubén Castro. / Juan Carlos Muñoz

La gran operación del verano verdiblanco debe quedar hoy finiquitada, después de que el Betis y el Tottenham ultimasen ayer un acuerdo para el traspaso de Giovani Lo Celso, quien saltó al césped ayer, presumiblemente, por última vez como jugador bético. Como venía informando este periódico desde que desveló en mayo el interés del Tottenham, los contactos entre las partes se habían intensificado en los últimos días e incluso el conjunto londinense había elevado su propuesta inicial para acercarse a las peticiones béticas.

La voluntad de Lo Celso también ha sido decisiva para que se ejecutase la negociación. El argentino, con un acuerdo pactado con el Tottenham a expensas del diálogo entre los clubes, siempre dejó claro su intención de abandonar la nave verdiblanca, al entender que la propuesta económica y deportiva del equipo inglés era irrechazable. Mauricio Pochettino, técnico del Tottenham, también ha jugado un papel fundamental, ya que desde el primer momento le hizo saber al jugador el interés en su contratación.

Desde la jornada del martes el acuerdo estaba más cerca entre los clubes, después de que el Tottenham mejorase su propuesta de variables, con unas fórmulas similares a las que el Betis ha empleado con el Barcelona por Júnior. Así, el conjunto verdiblanco se reservará un 20% de los derechos, que serán de obligada conversión en el futuro, ya sea por el propio equipo inglés o en un futuro traspaso. Así, estas cantidades, unidas a un fijo que se situará en torno a los 49 millones de euros –15 este año por la cesión y 34 a partir del próximo con la obligada compra–, colocarían el montante global de la operación alrededor de los 60 millones de euros, una cantidad que ya sí se acercaba a las exigencias iniciales de la entidad bética, aunque todo deben quedar hoy plasmado por escrito.

El acuerdo entre los clubes era ayer prácticamente un hecho, aunque, al cierre de esta edición, se ultimaban las formas de pago y otras cuestiones menores que no debían poner en peligro la negociación. De hecho, el Betis descartó a Lo Celso para el amistoso ante la Unión Deportiva Las Palmas e incluso el argentino viajó por la noche en un vuelo privado hacia Inglaterra para pasar el examen médico y terminar de sellar su vinculación.

Con la inyección económica que supone la venta de Lo Celso, más lo obtenido por Júnior, el Betis sí dispone ya del dinero necesario para acometer las operaciones marcadas en su hoja de ruta y que tienen como prioridad la llegada de un delantero y un lateral izquierdo. El preferido para el ataque sigue siendo Borja Iglesias, aunque desde Heliópolis se confía en que el Espanyol facilite las formas de pago y no tener que abonar 28 millones de euros de una sola vez. El delantero gallego volverá a jugar esta noche con el conjunto blanquiazul en la Liga Europa, una competición en la que ya acumula tres dianas.

Desde el Betis también se han manejado otras alternativas para el ataque, aunque se confía en que el Espanyol acepte rebajar los plazos de pago. Una cuestión similar ocurre con el lateral izquierdo, donde las exigencias del Rayo también alejaron el acuerdo por Álex Moreno. Con el rayista como primer objetivo, el club verdiblanco también maneja otras alternativas para buscar esa competencia para Alfonso Pedraza y reemplazar el adiós de Júnior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios