Real Betis

El Betis, a la espera de Borja Iglesias

  • El delantero gallego firma su peor arranque de temporada de siempre con sólo un tanto en 12 partidos

  • El club apostó fuerte por su contratación para solucionar el problema del gol

  • Borja Iglesias, el deseado

Borja Iglesias mira el balón en un entrenamiento. Borja Iglesias mira el balón en un entrenamiento.

Borja Iglesias mira el balón en un entrenamiento. / Juan Carlos Muñoz

La prioridad de los dirigentes del Betis durante el verano era la llegada de un delantero y la gran apuesta se realizó con el fichaje de Borja Iglesias. Pero el rendimiento del delantero gallego está lejos del esperado y tampoco se acerca a los números que éste había presentado a lo largo de su trayectoria.

Tras numerosas idas y venidas en la negociación con el Espanyol, el Betis acabó aceptando las condiciones que impuso Chen Yansheng, el dueño del conjunto blanquiazul, que exigió el pago de los 28 millones de euros que marcaba la cláusula de rescisión, aunque la misma se realizase durante un año y no al contado. En el Betis no se dudó de la idoneidad de la operación, ya que se consideraba que la falta de un delantero goleador había lastrado al equipo en la pasada temporada. Bajo esa premisa, los dirigentes realizaron un gran esfuerzo económico para cerrar la llegada de Borja Iglesias, con el convencimiento de que así se solucionaba el problema del gol. "La pasada temporada no estuvimos acertados con el gol, generamos ocasiones y no las aprovechamos. Ahí se nos escaparon los puntos para meternos en Europa. Por fin está aquí el atacante que deseábamos. Ha sido una garantía de gol en todos los equipos en los que ha estado", indicó el presidente, Ángel Haro, durante la presentación del punta.

El arranque del gallego con el Betis ya comenzó torcido desde la primera jornada, cuando se tuvo que retirar al descanso del duelo del Valladolid al lesionarse en el tobillo, una circunstancia que lo dejó fuera de la segunda jornada en la visita del Betis al Camp Nou.

Borja Iglesias, junto a los dirigentes béticos, durante su presentación. Borja Iglesias, junto a los dirigentes béticos, durante su presentación.

Borja Iglesias, junto a los dirigentes béticos, durante su presentación. / Víctor Rodríguez

Desde entonces, Borja Iglesias ha participado en once encuentros de Liga más, siete de ellos como titulares, y sólo ha anotado un tanto, el que certificó la victoria ante el Levante (3-1). “Tenía muchas ganas. En la primera parte tuve varias situaciones... Tenía ganas de hacer el primero para ir a por el segundo ya”, manifestó el propio gallego tras conseguir su primer gol como verdiblanco. Pero ese estreno con el Betis no ha significado una mejoría en sus números, sino todo lo contrario. Incluso en las cuatro últimas jornadas del campeonato, Borja Iglesias ha arrancado en tres de ellas como suplente, después de que Loren haya aprovechado sus oportunidades para demostrar que el gol sí estaba en sus botas.

No está acostumbrado Borja Iglesias a un comienzo de campeonato con estos registros. La pasada temporada con el Espanyol, en su estreno en la máxima categoría, el delantero ya acumulaba ocho dianas en las 13 primeras jornadas de un campeonato que acabaría con 17. También en la campaña anterior, la 2017-18, en la que militó con el Zaragoza en Segunda, Borja comenzó desde el principio exhibiendo su puntería y sumaba siete tantos en ese inicio liguero. Incluso retrocediendo más en el tiempo, el delantero también arrancó con gol en la 2016-17, en Segunda B con el filial del Celta, cuando anotó seis tantos en las 13 primeras jornadas.

Ese crecimiento de Borja, pasando cada temporada a una categoría superior, llevó a que el Betis invirtiese 28 millones de euros en su contratación. Pero, de momento, su aportación está siendo menor de la esperada y ni la confianza de Rubi, su principal valedor, le ha servido para ganarse la camiseta de titular. Eso sí, el Betis espera al delantero casi tanto como lo necesita.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios