Betis Del mercado a titularísimo

  • Borja Iglesias cambia su situación en el Betis con ocho goles en sus últimos nueve partidos

  • Pellegrini, pendiente del estado físico del gallego tras su golpe

Borja Iglesias celebra su gol ante el Elche.

Borja Iglesias celebra su gol ante el Elche. / LaLiga

La resaca de la igualada en Elche dejó un sabor agridulce en un Betis que ya pasó página para centrarse en el duelo ante el Atlético. Y las miradas en verdiblanco están focalizadas en Borja Iglesias, ese recuperado goleador que se lesionó en la acción del penalti, pese a que él mismo se encargó de transformarlo con una gran ejecución. El gallego ha cambiado su situación en el Betis en apenas dos meses y ahora su presencia se antoja importante para que Manuel Pellegrini pudiera presentar su once de gala ante el actual líder del campeonato.

El delantero sufrió un fuerte golpe en la cresta ilíaca al chocarse con el poste tras la falta cometida por Gonzalo Verdú y, aunque siguió más de diez minutos sobre el césped, finalmente tuvo que pedir el cambio al sentir molestias en la pierna. "Un punto más cerca del objetivo. A pensar en hacerlo bueno en las próximas tres jornadas en casa. Muchas gracias por todos los mensajes de ánimo por el golpe. Estoy bien y desde ya pensando en recuperarme cuanto antes y estar con el equipo al 100%", escribió ayer en las redes sociales el propio Borja Iglesias, que había desvelado tras el partido que le tuvieron que colocar seis puntos de grapa en la zona dañada.

El goleador bético se quedó ayer en el interior de las instalaciones de la ciudad deportiva para iniciar el proceso de recuperación y su idea pasaría por incorporarse mañana al grupo, aunque todo dependerá de las sensaciones. "Por el golpe en el cuádriceps se me ha quedado medio dormida la pierna y no podía continuar", indicó el delantero gallego, que se ha convertido en el titular indiscutible para Pellegrini.

Todo comenzó con su doblete ante la Real Sociedad que permitió al Betis clasificarse para los cuartos de final de la Copa del Rey y que fue una liberación para Borja, que ha cambiado radicalmente su aportación al equipo. Ocho goles en sus últimos nueve partidos –seis en la Liga y el mencionado doblete copero– han variado el panorama del gallego, que había anotado únicamente cuatro en sus primeros 52 partidos como verdiblanco.

Borja Iglesias anota de penalti. Borja Iglesias anota de penalti.

Borja Iglesias anota de penalti. / Manuel Lorenzo / Efe

Tras la salida de Sanabria en el mercado invernal, Pellegrini manejaba una terna de opciones para cubrir la posición de ‘9’, con el propio Borja, Loren y Juanmi, pero el Panda se ha ganado la titularidad con su buena aportación al equipo y no sólo en su faceta goleadora, siempre la más importante para un delantero, sino también por sus movimientos y capacidad de trabajo.

De hecho, antes de confirmarse la venta del paraguayo, el Betis aguardó propuestas por Borja Iglesias, que era el delantero que menos había entrado en los planes de Pellegrini. El alto coste que exigían los rectores béticos para cubrir la amortización y el salario del gallego hicieron prácticamente inviable su salida en el mercado invernal, lo que le acabó otorgando una nueva oportunidad para reivindicarse. "Nunca bajó los brazos en cada entrenamiento ni cuando no le salían las cosas", llegó a decir el entrenador chileno de Borja Iglesias, que ha sido capaz de revertir su situación en el Betis.

Los casi 30 millones de euros que pagó el club verdiblanco al Espanyol por su fichaje fueron una losa para el Panda durante casi 18 meses, pero ahora sí empieza a parecerse a ese delantero que despertó la atención de numerosos equipos y que llevó a los dirigentes béticos a apostar fuerte por su contratación. Del mercado a titularísimo y a focalizar ahora el pensamiento de los técnicos, que quieren contar con él para una cita de relumbrón como la que aguarda el domingo en el Benito Villamarín.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios