Real Betis

La importancia de un director deportivo

  • Ángel Haro apuesta por otro modelo, traslada la exigencia a los futbolistas y alaba a López Catalán

Ángel Haro, durante la rueda de prensa de presentación de Cordón. Ángel Haro, durante la rueda de prensa de presentación de Cordón.

Ángel Haro, durante la rueda de prensa de presentación de Cordón. / Fernando Ruso / RBB

La parte más polémica de la presentación de Antonio Cordón como director deportivo del Betis estuvo cuando su presidente, Ángel Haro, desmintió a un periodista respecto a la trascendencia de ese cargo en su organigrama, algo que se contradijo con las palabras expresadas por el máximo mandatario bético en algunas ocasiones en el pasado. El error, sin duda, no llega en lo dicho ahora por Haro, pues está claro que él sí considera imprescindible esa dirección general en su organigrama de trabajo, el problema estuvo en negarlo en el pasado para justificar la salida de Lorenzo Serra el pasado verano.

“Siempre hemos visto necesaria la figura del director general deportivo, aunque en la época de Lorenzo como vicepresidente sí entendíamos que no era necesario y se tapaba con trabajo. Pero en mi diseño del funcionamiento del Betis siempre han existido tres directores generales para las áreas de gestión, negocio y deportiva”, argumentaba Haro.

Cuando el periodista con el que se produjo el roce le sacó algunas palabras suyas justificando que no existiera un director deportivo en su modelo de club, Haro respondió de la siguiente manera: “No recuerdo haber dicho que no es necesario un director deportivo, pero si lo he dicho sería en un estado lamentable. Siempre he tenido claro que quería un club bien estructurado con una dirección general deportiva”, reiteró el presidente bético.

En su alocución inicial, Haro arrancó con una felicitación al filial por su ascenso a Segunda B, “especialmente a su director, Miguel Calzado, y a todas las personas que han intervenido en el logro”. También tuvo una “mención de reconocimiento a José Miguel López Catalán por el esfuerzo y el énfasis para que estén aquí personas como Cordón o Pellegrini”.

En un discurso más novedoso, el presidente bético se mostró exigente con los futbolistas. “Vienes a un club con hambre, con exigencia, que hay que trasladar de arriba hacia abajo, principalmente a los jugadores, a los que se visten de corto, porque la alegría de los béticos pasa por ganar partidos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios