El proceso de transformación digital en el laboratorio Innovación pionera para modernizar los laboratorios

  • Los laboratorios de análisis clínicos de los hospitales del SAS en la provincia de Cádiz han sufrido una remodelación total en los últimos tres años

  • Estas innovaciones permiten  mejorar la trazabilidad de las muestras, aumentar la eficacia y reducir tiempos de respuesta

Foto de familia de los participantes en el coloquio organizado en el Parador de Cádiz.

Foto de familia de los participantes en el coloquio organizado en el Parador de Cádiz. / Julio González

En los últimos tres años, los laboratorios de análisis clínicos de los hospitales del Servicio Andaluz de Salud en la provincia de Cádiz han experimentado una renovación total. Esto ha supuesto la apuesta por la creación de un modelo integrado de laboratorios en red y gestión multicéntrica del diagnóstico de laboratorio, apoyada en la implantación de un Sistema de Información de Laboratorio único. Para desglosar el alcance de esta apuesta, el pasado martes se celebró en Cádiz un coloquio organizado por Grupo Joly con la colaboración de Abbot.

El gerente del Hospital Puerta del Mar, Sebastián Quintero, expuso algunos de los avances que acarrea la renovación del laboratorio del Puerta del Mar, el último en acometer esta remodelación en la provincia. Así, destacó la “máxima automatización para conseguir la mayor eficacia” y la “notable mejora en los tiempos de respuesta y en la trazabilidad del proceso”. “Con la modernización del laboratorio, que recibe más de 1.500 muestras diarias, se completa un proyecto común y en red que une a los seis hospitales de la provincia de Cádiz: La Línea, Puerto Real, San Fernando, Punta Europa, Jerez y Puerta del Mar, compartiendo un mismo sistema de información e instrumentación”, explicó. Quintero destacó el impacto en el rediseño de los espacios “que ahora son diáfanos, con más accesibilidad, con una ganancia importante en superficie y, sobre todo, en comodidad y tecnología”.

Por su parte, María Jesús Pareja, coordinadora de Laboratorios Clínicos en el Servicio Andaluz de Salud, subrayó “el valor de la incorporación tecnológica para poder optimizar los tiempos de respuesta, tener una máxima trazabilidad y automatización”. Además, hizo hincapié en la conectividad entre los centros para poder trabajar en red y destacó la innovación que supone el sistema de transporte de muestras modelo de cadena GLP. “El futuro inmediato pasa por la aplicación de Inteligencia Artificial para analizar grandes volúmenes de datos que permitirán conseguir una máxima eficiencia hacer modelos predictivos, protocolos y guías de actuación, conseguir eficiencia, mejorar tiempos de respuesta, identificar flujos de trabajo, cuellos de botella o establecer circuitos”.

El encuentro sirvió para que los responsables pudieran compartir sus experiencias y expectativas con estos sistemas. La doctora Ana Sáez-Benito Godino, del Laboratorio del Puerta del Mar, indicó que “aunque estábamos parcialmente robotizados, la ventaja ahora es que se integran todos los procesos de preanalítica, analítica y postanalítica desde que entra en el laboratorio hasta que se acaba su tiempo de vigencia”. Así, “tenemos un control total sobre la muestra y su trazabilidad, que permite menos manipulación de las muestras y menos errores humanos”.

La doctora Ángela González dirige el Laboratorio del Hospital Universitario de Jerez, que da cobertura a 450.000 habitantes y a 60 centros de Salud trabajando 24 horas al día. “Las muestra s se introducen en la cadena automatizada y, sea cual sea el análisis, todo se hace en un solo tubo en un solo día: bioquímica general, marcadores tumorales, hormonales, estudios de anemia...”. Así, subrayó el efecto en los tiempos de respuesta que ayudarán a dar antes un diagnóstico o iniciar un tratamiento”. En su opinión, es un proceso mucho más rápido y con más fiabilidad. “Tareas que antes eran manuales ahora están automatizadas. Eso nos ha permitido destinar esfuerzos a implementar otras técnicas”, resumió.

Aprovechar la digitalización pasa por explotar datos para mejorar la asistencia

Por su parte, el doctor José Diego Santotoribio, del Laboratorio del Hospital de Puerto Real, afirmó que el futuro ha llegado con la Inteligencia Artificial, que va a permitir explotar la ingente cantidad de datos que genera un laboratorio. “Trabajamos con un altísimo volumen de datos y la única forma de explotar esos datos es utilizando la Inteligencia Artificial. Eso permitirá a la larga encontrar biomarcadores, mejorar los estudios y la investigación clínica y establecer valores de referencia y puntos de corte diagnósticos”. El siguiente paso sería conectar todos los datos que se generan los laboratorios con la historia clínica digital, el sistema Diraya, para poder analizar todos esos datos en su conjunto. “Eso permitirá crear algoritmos diagnósticos que mejoren el control, predecir complicaciones y actuar antes. La IA conduce a la medicina personalizada”, matizó.

Desde el Laboratorio Hospital Universitario Punta Europa, el doctor Enrique Berruguilla destacó “el impacto que tienen los sistemas de mecanización y automatización, que nos permite hacerlo todo en un solo proceso”. Para el experto, “que el laboratorio sea más pequeño no implica menos dificultad ya que enviamos muestras a muchos otros centros”. “Todo se hace con mayor seguridad, eficiencia y trazabilidad”, indicó.

El doctor Miguel Ángel Íñigo García, del Laboratorio Hospital La Línea, subrayó que garantizar un alto nivel de calidad permite que el laboratorio pueda aportar valor añadido. “Ahora todos disponemos de herramientas para ayudarnos, tanto la conectividad entre laboratorios como la conexión a Diraya a través del módulo de pruebas analíticas MPA que nos permite tener el diagnóstico del paciente. Cuando el facultativo valide los resultados, podemos consultar la historia y puede mejorar la valoración del proceso y la toma de decisiones. La conexión de los cinco laboratorios permite incluir informes, añadir pruebas o rechazarlas, y añadir informes interpretativos que además de las pruebas puede ahorrar tiempos y pasos a los facultativos y pacientes”.

Por último, Pablo Manchado, responsable de soluciones digitales de Abbot, trasladó algunas claves sobre el impacto que todo el desarrollo tecnológico tendrá en la sociedad actual en general y en los sistemas de salud en particular. “Estamos inmersos en la cuarta revolución industria y ésta es la revolución del conocimiento, de cómo el ser humano es capaz de aprender de la ingente cantidad de datos que estamos produciendo”, expuso. Por ahí pasan los desafíos exponenciales en el mundo de la Salud y, de hecho, “el laboratorio es un gran generador de datos en una posición envidiable para aprovechar estas innovaciones”. Así, abogó por aprovechar estos datos para mejorar la práctica clínica, reducir el infradiagnóstico de patologías o prevenir complicaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios