Muere el hombre al que le cayó una rama en Alcázar

El Ayuntamiento lamenta el fallecimiento

  • Recuerda de nuevo que el árbol del que se desprendió había sido revisado semanas antes del accidente.

Comentarios 1

El alcaide del Real Alcázar, Bernardo Bueno, ha manifestado sus más "sinceras condolencias" a la familia del hombre que permanecía ingresado desde que en mayo le cayera encima una rama de un árbol del monumento y que finalmente ha fallecido.

"Queremos unirnos al dolor de la familia. Lamentamos profundamente que un hecho fortuito se haya convertido en una fatalidad, y por supuesto, seguimos poniéndonos a su disposición para todo cuanto necesiten. Compartimos su pésame, como lo hace toda la ciudad", ha enfatizado Bueno, exponiendo que el Real Alcázar y el Gobierno Municipal han realizado "un seguimiento permanente de la situación de esta persona, han mantenido un contacto constante con la familia y los recursos municipales siguen a su disposición", toda vez que fuentes de la familia de J.C.C. han confirmado que el alcalde, Juan Espadas, visitó recientemente al ahora fallecido.

Siempre lamentando lo sucedido, alegaba que el siniestro constituiría un "episodio fortuito" encuadrado en la "zona de incertidumbre" que va más allá de "las técnicas" con las que se cuenta actualmente para "predecir" los posibles riesgos" del arbolado. "La ciencia tiene sus límites y la arboricultura tiene los suyos. El riesgo cero no existe", avisaba Adolfo Fernández.

Y mientras la familia del fallecido prepara una reclamación extrajudicial contra la compañía aseguradora del Real Alcázar, el Ayuntamiento hispalense, como dueño del momento, ha defendido una vez más que el árbol del que cayó la rama de este accidente fue revisado poco más de dos semanas antes de acontecer el siniestro, cuando "se realizaron determinadas intervenciones de corte de algunas ramas con las que se mejoraban su seguridad y la del resto del recinto". "En ese momento, no se detectaron más daños en el arbolado que pudieran suponer un riesgo", insiste el Consistorio.

A tal efecto, defiende que tras el citado accidente, "se han reforzado todas las medidas de seguridad en torno al arbolado del Alcázar y se han llevado a cabo distintas actuaciones en ejemplares de mayor porte", mientras "en toda la ciudad se lleva trabajando en esta misma línea desde el inicio del mandato con el objetivo de reducir los riesgos". "En el arbolado del Alcázar se realizan revisiones periódicas por parte de un dispositivo y personal propios empleados en las correspondientes labores de conservación y mantenimiento específicas. No obstante, a raíz de este accidente se realizó una inspección de urgencia para comprobar el estado de los ejemplares y se han realizado diferentes actuaciones", reitera el Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios