Sevilla

Cartuja 93 elogia el nuevo Cercanías y urge su enlace con el Metro en Blas Infante

  • Las soluciones para mejorar el tráfico en la isla llevan paralizadas desde diciembre de 2010. Los 5.000 aparcamientos en la avenida Carlos III abren un conflicto entre Urbanismo y la Junta.

La llegada de un servicio regular de tren de Cercanías a la Cartuja, desde este lunes, supone la primera medida de importancia en materia de transporte que se aplica en la isla para mejorar la movilidad en el Parque Científico y Tecnológico de Sevilla (Cartuja 93), donde trabajan 16.000 profesionales y 8.000 universitarios a diario. Desde que acabó la Exposición Universal de 1992 han tenido que pasar 20 años -se cumplen el próximo 20 de abril- para que un proyecto largamente anunciado se haga realidad.

El presidente de Cartuja 93, Isaías Pérez Saldaña, celebró este lunes este hito histórico, pero advirtió que el verdadero impulso al transporte en la isla llegará cuando el Cercanías conecte con el Metro en la estación de Blas Infante, otro proyecto del que se han escrito ríos de tinta. "El tren es una gran noticia, aunque hayamos tenido que esperar dos meses más y aunque haya pasado hoy totalmente desapercibido por falta de información a los ciudadanos. Resuelve problemas, pero no al cien por cien. Lo fundamental es la conexión con el Metro de Blas Infante para cerrar un primer anillo que daría servicio a una mayor parte de ciudadanos que ahora cogen el coche", declaró a este periódico. La construcción de la Torre Cajasol hace más urgente el Metro, agregó Saldaña.

Con el tren se cumple una vieja promesa, pero hay tres proyectos más que duermen en el cajón. La creación de 5.000 plazas de aparcamiento subterráneo en la avenida Carlos III (la vía paralela al río que conecta con el Estadio de la Cartuja) está bloqueada por diferencias entre la Gerencia de Urbanismo de Sevilla y la Empresa Pública del Suelo (Epsa) de la Junta de Andalucía, según desveló este lunes Pérez Saldaña. "Epsa ve excesivo concentrar 5.000 plazas de aparcamiento en Carlos III y pide repartirlas por la avenida y por la bancada junto a la estación de tren. Urbanismo no acaba de verlo y no lo aprueba", explicó.

Estos aparcamientos, al igual que los previstos en el canal de la Expo, están proyectados en el Plan General de Sevilla (PGOU) de 2006 y parece lógico que Urbanismo defienda lo aprobado: hacer de esta zona la puerta de entrada a la isla, evitar aparcamientos en otra zona para no colapsar más y como punto de intermodalidad con el tren. Se trata de la ampliación de la Cartuja en 128.000 metros de edificabilidad: 100.000 en la avenida Carlos III y 28.000 en el canal. Al ser una directriz estructural, no se puede tocar sin adulterar el Plan.

El presidente de Cartuja 93, que en julio cumple cuatro años de mandato, admite que se lleva hablando una década de la mejora de la movilidad en la Cartuja sin que haya avances. Defiende la actuación del gobierno anterior de Monteseirín en impulsar en 2009 las obras de reforma en la isla (fondos Proteja), y lamenta que desde diciembre 2010 se ha paralizado el proyecto de implantar 400 plazas en zona azul en la Cartuja y poner en sentido único en el Camino de los Descubrimientos (la vía del auditorio) para liberar más aparcamientos.

El mantenimiento de avenidas principales como la Marie Curie (enlaza Isla Mágica con Carlos III) también está sin solución. Saldaña cree que los ayuntamientos se olvidan del pacto de 1993, donde el Consistorio garantizaba el mantenimiento del parque científico. Saldaña sueña con que Cartuja 93 se integre en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios