Libertad para la Manada

La Manada acudirá este lunes a los juzgados

  • Los cinco jóvenes condenados por abusos sexuales a una chica tienen que firmar todos los lunes, miércoles y viernes

Tres personas entran este sábado en la casa del Prenda. Tres personas entran este sábado en la casa del Prenda.

Tres personas entran este sábado en la casa del Prenda. / José Ángel García

Comentarios 6

Después del primer fin de semana fuera de la cárcel, la Manada tendrá que comparecer hoy por primera vez en el juzgado para cumplir con una de las condiciones de su puesta en libertad. Los cinco jóvenes sevillanos condenados a nueve años de cárcel por abusos sexuales a una chica de 18 años en los Sanfermines de 2016 tendrán que acudir a lo largo de la mañana a los juzgados de Sevilla, su ciudad de residencia, salvo que soliciten comparecer en otro lugar. José Ángel Prenda, Jesús Escudero, Alfonso Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero y Ángel Boza tendrán que pasar, por tanto, por las dependencias del Prado de San Sebastián para firmar su libertad condicional. Lo harán todos los lunes, miércoles y viernes.

Esta fue una de las condiciones que les impuso la Audiencia de Navarra para dejarlos en libertad provisional. Otra fue la entrega de una fianza de 6.000 euros, que depositaron horas después de que se les notificara el auto de libertad. Además, podrán moverse por el territorio nacional pero no podrán pisar la comunidad de Madrid, región donde reside la víctima.

Los miembros de la Manada han pasado el fin de semana en Sevilla, en sus casas o en las de algún familiar, prácticamente encerrados y tratando de burlar a la prensa. La vivienda en la que se han apostado más medios de comunicación es la de José Ángel Prenda, el considerado como líder de la Manada, en la que había numerosos reporteros aguardando su llegada desde la medianoche del viernes al sábado.

Prenda llegó a su casa unos minutos antes de las siete de la mañana. Lo hizo acompañado de otras dos personas. Todos ellos iban encapuchados. Primero entraron dos y luego un tercero con una sudadera y pantalón vaquero. Durante toda la mañana del sábado, el líder del grupo estuvo recibiendo visitas en su domicilio, a donde un amigo le llevó churros para desayunar. Prenda apenas ha salido de su casa durante el fin de semana.

En la misma situación se encuentran los otros cuatro miembros de la Manada. Los cinco jóvenes sevillanos están a la espera de que se resuelvan sus recursos contra la sentencia que los condena a nueve años de cárcel y han solicitado su absolución. Han pasado casi dos años en prisión, desde que fueran detenidos a primera hora de la mañana del 7 de julio de 2016.

En el caso de Prenda, este fin de semana ha sido la primera vez que ha podido ver a sus padres durante todo este tiempo, ya que los padres son mayores. El padre está en una silla de ruedas y la madre se ha visto muy afectada por todo lo ocurrido, hasta el punto de que se ha encerrado en su casa durante los últimos dos años. Las viviendas de los cinco condenados han estado vigiladas por la Policía durante estos días, aunque no se ha registrado ningún incidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios