Sevilla

La adecuación del semisótano para museo ya está en marcha

  • La inversión en este espacio del palacio del Rey Don Pedro tiene un coste de 295.285 euros

Recreación de la nueva sala de exposiciones. Recreación de la nueva sala de exposiciones.

Recreación de la nueva sala de exposiciones. / M. g.

El Alcázar acometerá el año próximo, una vez que se aprueben los presupuestos, el proyecto de musealización del semisótano del Palacio del Rey Don Pedro. Este espacio acogerá la importante colección arqueológica del monumento. Hace meses que se completaron las excavaciones arqueológicas y la oportuna investigación. Posteriormente, se han restaurado las piezas que se mostrarán y se encargó el proyecto de adecuación del espacio, que se está ejecutando en la actualidad, al arquitecto Francisco Reina.

Cuando el Pleno del Ayuntamiento apruebe el presupuesto arrancará la última fase de este proyecto que pondrá en uso una de las estancias más peculiares del Alcázar. Este gran almacén tiene unas dimensiones de 200 metros cuadrados y hasta hace poco era un lugar completamente desconocido para el público. Su arquitectura mudéjar data del siglo XIV, aunque fue en el siglo XVI, durante el reinado de Felipe II, cuando este sótano se divide en dos y se abren las escaleras a los jardines.

La intervención se centra en la construcción de un nuevo suelo superpuesto o flotante que, respetando el pavimento existente, garantice las condiciones de uso. "Se plantea una superficie unitaria de aspecto neutro y abstracto que evite competir con la riqueza material y constructiva de paramentos y bóvedas para quedarse en un discreto segundo plano". El proyecto señala que "sería deseable" que los elementos que compongan el futuro montaje museográfico se proyecten también con una "cierta neutralidad", con la intención de que las piezas arqueológicas se presenten tan protagonistas como la arquitectura que las contiene. Se proponen dos accesos, uno desde el Jardín de la Galera que desemboca en la primera estancia y otro desde el Jardín de Troya, utilizando la apertura ubicada en la tercera estancia.

Los trabajos contemplan la restitución de los niveles de suelo -en gran parte ya ejecutada durante las excavaciones arqueológicas-, así como los huecos originales, cuyos restos se encuentran en gran parte conservados bajo las solerías actuales. Se abrirán también los huecos que se encuentran cegados y se recuperará la única tronera abocinada que se conserva perteneciente al primer momento constructivo del sótano.

La actuación se complementa con la limpieza de las fábricas mudéjares de muros y bóvedas, eliminando los revestimientos modernos añadidos, que conservan las huellas del proceso constructivo original (siglo XIV) y que han sido halladas durante los trabajos de investigación. Los enlucidos de cal originales situados en el arranque de los muros de la primera estancia serán restaurados junto con los existentes en los huecos de paso hacia los jardines. En la escalera occidental, se propone la restauración e incluso reintegración de motivos pictóricos existentes en los paramentos. En la fachada oeste del Palacio Gótico -zona de la escalera oriental- se limpiará y consolidará la fábrica vista de sillares. Además, se realzarán los restos de muralla existente en el muro norte de la primera estancia y en la cata arqueológica ubicada en el suelo de la segunda estancia, pertenecientes al sistema defensivo almohade.

El proyecto señala que el nuevo espacio expositivo sea accesible por el público tanto desde los jardines como desde el extremo este, posibilitando un recorrido que enlace con flexibilidad con las galerías situadas en la baja del palacio. A diferencia de lo contemplado en el proyecto básico, se excluye del ámbito de actuación la sala situada en la conexión con la galería del Príncipe -donde desemboca la escalera oeste a la que se accede a través de la cuarta estancia- debido a su adscripción a Patrimonio del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios