Todos los Santos

El cementerio pierde 800 incineraciones en dos años

  • Los fallos técnicos en los hornos y la política de mercado de las funerarias provocan la bajada de la actividad en el servicio municipal

  • Las cremaciones duplican ya a los enterramientos tradicionales

Los sevillanos guardan la tradición de adornar las tumbas con flores al llegar noviembre. Los sevillanos guardan la tradición de adornar las tumbas con flores al llegar noviembre.

Los sevillanos guardan la tradición de adornar las tumbas con flores al llegar noviembre. / Juan Carlos Muñoz

Las incineraciones en el Cementerio de San Fernando están a la baja. Un descenso que no obedece a la tendencia de los sevillanos a la hora de dar enterramiento a sus familiares, sino a los problemas técnicos en los hornos crematorios y a la política de mercado de las empresas funerarias, que derivan esta gestión a los crematorios ubicados en las localidades cercanas a la capital. Tales circunstancias han provocado que en dos años se reduzca un 20% el número de cremaciones en el camposanto municipal (y por consiguiente sus ingresos), donde también siguen reduciéndose las inhumaciones.

Evolución de las inhumaciones e incineraciones. Fuente: Ayto. de Sevilla. Evolución de las inhumaciones e incineraciones. Fuente: Ayto. de Sevilla.

Evolución de las inhumaciones e incineraciones. Fuente: Ayto. de Sevilla. / Dpto. Infografía

El número mayor de incineraciones en el cementerio se registró en 2015. Aquel año se alcanzaron las 3.854 cremaciones. El pasado ejercicio esta cifra bajaba a las 3.077, es decir, casi 800 menos en dos ejercicios. Para buscar las causas de esta merma hay que tirar de hemeroteca. A finales del verano de 2017 los trabajadores del camposanto sevillano alertaban de que habían dejado de funcionar cinco de los siete hornos de los que consta el crematorio. No es la primera vez que esto ocurría. Años atrás –incluso en el mandato de Monteseirín– se habían llegado a estropear todos los hornos, lo que provocó que la mayoría de las familias optasen por acudir al servicio que se prestaban en los crematorios de municipios cercanos, que vieron una auténtica oportunidad de negocio a raíz de este problema.

Número de enterramientos. Fuente: Ayto. de Sevilla. Número de enterramientos. Fuente: Ayto. de Sevilla.

Número de enterramientos. Fuente: Ayto. de Sevilla. / Dpto. Infografía

Recientemente algunos trabajadores del cementerio –a través del sindicato UGT– han vuelto a alertar de que sólo dos hornos están en funcionamiento (uno de ellos para cadáveres humanos y el segundo para otro tipo de restos). Fuentes municipales, sin embargo, mantienen que hay tres hornos en perfectas condiciones. Los empleados también se quejan de la falta de acuerdo para aplicar la jornada laboral de 35 horas semanales, por lo que se reducirá dicho servicio a las 20:30. Dicha limitación provoca que se atienda a menos demanda, por lo que las cifras de incineraciones en el cementerio sevillano seguirán a la baja. Hasta el pasado 25 de octubre el número de cremaciones había llegado a las 2.633, por lo que difícilmente se superará el total del año pasado.

Desde el gobierno de Espadas, sin embargo, se aporta otra versión para argumentar el descenso de las incineraciones. Según fuentes municipales, detrás de esta bajada se halla “el mercado de las empresas funerarias”, que se reparten las incineraciones entre los crematorios de las localidades de la provincia, merced a los acuerdos entre las pompas fúnebres, las aseguradoras y los dueños de las incineradoras. Responsables de Edificios Municipales aseguran que con los tres hornos en funcionamiento “se atiende la demanda existente”. De hecho, desde del Ayuntamiento se afirma que durante el presente año se ha adquirido nueva maquinaria para acabar con los problemas que se originaban en los hornos.

Frente al negocio pujante de la incineración, el enterramiento tradicional continúa a la baja. Desde 2013 a 2017 el número de inhumaciones al año en San Fernando se ha reducido un 13,6%, hasta llegar a suponer la mitad de las cremaciones.

Cada vez hay más templos que albergan columbarios para sus feligreses

El cementerio municipal cuenta en la actualidad con 1.691 panteones –algunos de gran belleza y valor arquitectónico– entre los que destacan los de las primeras figuras del toreo, la copla y las artes de Sevilla; 30.000 sepulturas de tierra; 32.000 nichos; 27.936 osarios; y 1.110 columbarios. En este último apartado ha de resaltarse la tendencia cada vez más generalizada en iglesias y templos de hermandades de habilitar espacios para acoger las cenizas de sus feligreses y devotos. La última parroquia en abrir un columbario ha sido la de San Diego de Alcalá, en El Plantinar. La Hermandad de la Macarena también ha anunciado un proyecto para la basílica.

En cuanto a las mejoras en el Cementerio de San Fernando, antes de que acabe este año se prevé concluir la construcción de 768 osarios y 128 columbarios. También se plantea un adecentamiento de las calles del cementerio, de manera que se vaya sustituyendo el albero por hormigón, con lo que se evita la suciedad y el encharcamiento.

Para 2019 está prevista la demolición de sepulturas en mal estado (especialmente las situadas en la parte trasera del camposanto) y la construcción de nuevos osarios y columbarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios