Planes Todas las actividades que podrás hacer en la Noche en Blanco y sus precios

Sevilla

La quinta ola deja el 70% menos de muertos que la tercera en Sevilla

Personal sanitario trabaja con Equipos de Protección Individual (EPI) en el traslado de pacientes con Covid-19.

Personal sanitario trabaja con Equipos de Protección Individual (EPI) en el traslado de pacientes con Covid-19. / Juan Carlos Muñoz

Las vacunas funcionan. Agosto ha dejado los peores datos desde marzo de este año en cuanto a fallecimientos de personas con Covid confirmados en la provincia de Sevilla, con 109 muertes. Pero, en la quinta ola (desde julio), la cifra total de 166 fallecidos es un 69% menor que los 520 que se contabilizaron en enero y febrero, en la tercera ola.

Mucho tiene que ver en estas cifras el avance de la vacunación en la provincia, donde casi el 90% de la población mayor de 12 años ha completado ya la pauta vacunal, es decir, 1.425.631 sevillanos. También su efectividad para evitar enfermedad grave y muertes. De hecho, el virus se llegó prácticamente a erradicar de las residencias de mayores, la población más vulnerables al virus, precisamente hace cinco meses, cuando, tras completarse la pauta vacunal en estos centros los contagios se redujeron a cifras anecdóticas, según los informes semanales de la Consejería de Salud y Familias.  

A día de hoy, los datos que publica a diario la Junta contabilizan de manera oficial un total de 2.203 fallecidos por coronavirus en la provincia desde que comenzó la pandemia del Covid-19. Pese a haber logrado el objetivo de vacunar al 70% de la población, la predominancia de la variante Delta del virus junto a una posible pérdida de efectividad de las vacunas a la que aluden algunos expertos se han convertido en la tormenta perfecta y han generado un importante aumento de casos durante este verano, que ha derivado también en un incremento de las muertes. 

Las cifras mensuales de fallecimientos del pasado agosto reflejan un incremento importante con respecto a meses previos, con más del doble de personas fallecidas con coronavirus que en junio (109 frente a 46) y tres veces más que en julio (23).

Aún así, y pese a ese incremento, hay que ser optimistas. Echando la vista atrás, este agosto es, hasta la fecha, el octavo mes de los 18 que dura ya la pandemia en número de muertes. Por delante se sitúan febrero de este año, a la cabeza como el mes más negro de la pandemia, con 355 fallecidos; noviembre de 2020, con 323; diciembre, con 278; abril del año pasado, con 193; octubre con 192; y enero y marzo de este año, con 165 y 150 fallecidos cada mes. 

Con las mejores cifras, junio, julio y agosto de 2020, los primeros meses tras el estricto confinamiento domiciliario de la primera ola, con tres, dos y tres muertes por Covid, respectivamente.

Pero para entender este aumento de fallecimientos hay que fijarse en la evolución de los contagios. Entre el 1 de junio y el 31 de agosto de 2021 se notificaron 42.758 casos nuevos de coronavirus, según los informes de la Consejería de Salud.

En el mismo periodo de 2020 se contabilizaron 1.399 contagios, más de 30 veces menos, aunque hay que tener en cuenta, eso sí, que la cantidad de pruebas de detección que se realizaban no era la misma que la actual y que España salía entonces de un estricto confinamiento con el que la circulación del virus se redujo a cifras testimoniales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios