ESTRENO El Circo del Sol regresa hoy a Sevilla

Los efectos del Coronavirus

La sexta ola del covid desborda la Atención Primaria en Sevilla y amenaza con colapsar las Urgencias hospitalarias

  • La pandemia vuelve a poner en jaque a la sanidad sevillana y personal y sindicatos lamentan, de nuevo, la falta de recursos

  • Las consultas se retrasan entre 10 y 15 días por la saturación de los ambulatorios y la gente acaba en la puerta de los hospitales

  • "En el médico no se dan citas y todo acaba en Urgencias"

Colas en el acceso del centro de salud Virgen de África en la capital.

Colas en el acceso del centro de salud Virgen de África en la capital. / José Ángel García

La explosión inusitada de infecciones más leves causada por la variante Ómicron ha cargado la sexta ola de la pandemia sobre los castigados hombros de la Atención Primaria y avanza, más lenta que las anteriores, hacia los hospitales. La alta transmisibilidad de la nueva variante, ya predominante en Andalucía, justo en el momento del año de mayor actividad social y familiar se ha convertido en la tormenta perfecta para que los centros de salud vuelvan a situarse en el centro de las tensiones asistenciales, cuyo colapso se proyecta ya hacia las Urgencias hospitalarias, a donde los usuarios se dirigen cuando no encuentran respuesta en su ambulatorio.

Y es que, la sexta ola de coronavirus se caracteriza por altas incidencias en la mayor parte de la provincia, pero también por una reducción considerable de los cuadros graves que acaban en el hospital respecto a las ola anteriores, dada la menor peligrosidad de la citada variante y el elevado porcentaje de población vacunada. No obstante, el aluvión de positivos ha traído consigo una avalancha de ciudadanos que acuden a los centros de salud por diferentes motivos, aunque todos relacionados con el contagio. El resultado, la vuelta de las colas de personas a las puertas de los ambulatorios en busca de respuestas, demoras en las citas médicas que pueden superar los 10 días y un bloqueo absoluto de la Atención Primaria en pleno aumento de contagios.

Tras meses advirtiendo de esta preocupante situación, los sindicatos sanitarios lamentan que el peso de la pandemia vuelva a recaer "otra vez" en unos profesionales "agotados y muy escasos" en los centros de salud que asisten a la actual explosión de contagios "exhaustos" y "excedidos por la sobrecarga laboral". Es el panorama que dibuja la secretaria provincial del Sindicato de Enfermería, Satse, en Sevilla, Reyes Zabala, que lamenta que "el 200%" de la demanda asistencial "esté recayendo en el personal de Enfermería".

Zabala apunta que el situación actual es consecuencia de no haber corregido los problemas estructurales que ya padecía la sanidad antes de la pandemia y que, tras ella, han quedado todavía más evidenciados, dejando a la Atención Primaria "en sus últimas horas" al no abordarse la falta de personal o las altas cargas de trabajo, entre otras cuestiones.

"Las deficiencias del sistema sanitario, provocadas fundamentalmente por la falta de personal y la nula planificación y organización de los gestores, están repercutiendo directamente en las enfermeras y enfermeros que están al frente de la Atención Primaria, los únicos profesionales que han mantenido además la atención presencial desde el inicio de la pandemia sin que esto haya supuesto un incremento del personal", reivindica la sindicalista, que advierte de una "nefasta planificación" que se está traduciendo en "cambios continuos" en los cuadrantes y turnos de trabajo de los profesionales o la "ampliación de días de trabajo".

Los sindicatos piden más personal ante unos profesionales agotados y muy escasos en los centros de salud en pleno auge de la nueva variante

Para la portavoz sevillana de Satse, la gestión actual de la pandemia parece haber vuelto a la "casilla de salida". "No se están buscando soluciones como ya se hizo al principio de la pandemia como son, por ejemplo, los vacunódromos para tratar de descongestionar los centros de salud a los que no sólo tienen que ir ciudadanos que tienen una enfermedad por Covid, hay muchísimas otras circunstancias que te hacen ir a un ambulatorio y, ahora mismo, al haber trasladado toda la actividad Covid a ellos, aparte de que aumenta el riesgo de contagio por la concentración de personas que pueden ser positivas, dificulta mucho el acceso a la Atención Primaria", remarca.

En definitiva, alerta el sindicato, una situación de "caos" y "desbordamiento" que ya amenaza, según Zabala, a los hospitales, partiendo por las Urgencias. "No comparto la opinión de aquellas voces que dicen que esta sexta ola no está teniendo repercusión en los hospitales. Todos sabemos, por las olas anteriores, que el aumento de los contagios se refleja unos días más tardes en los ingresos, pero la presión en las urgencias empieza a ser ya muy alta, fundamentalmente, por las dificultades para dar respuesta al incremento de la demanda asistencial en Atención Primaria", alerta.

Por su parte, CCOO también asegura que los recursos humanos "están exprimidos", por lo que vuelve a recordar el despido de los 4.500 profesionales sanitarios de refuerzo Covid en la provincia de Sevilla. "Han sido varias las ocasiones en las que desde la Junta se ha dicho que no es necesario recuperar esas contrataciones, sin embargo vemos cómo ya antes de la navidades se buscaba personal de enfermería para suplir vacaciones en los hospitales de Sevilla y ahora se pide incorporar personal médico y enfermeros jubilados. Es algo que no entendemos", destaca el secretario de Acción Sindical del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla, Juan José Limones, que advierte que, como consecuencia de esa falta de personal, "hay centros en los que el triaje lo están haciendo los administrativos". 

El sindicalista hace hincapié en las "agendas sobredimensionadas" de los médicos de Atención Primaria, en las que, asegura, "se incluyen entre 60 y 70 consultas telefónicas y presenciales", unido, insiste, "a la falta de cobertura de permisos y vacaciones" de los profesionales. El resultado, una Atención Primaria "saturadísima" en la que coger una cita es "casi imposible". "Un retraso continuado y una dificultad mantenida en el tiempo de poder acceder al médico que la gente empieza a ver como algo normal y eso sólo puede tener consecuencias muy negativas", advierte.

En la misma línea que el resto de centrales sindicales se posiciona el Sindicato Médico de Sevilla, cuyo presidente de la rama de Atención Primaria, Rafael Gómez, advierte de incidencias de contagio "mucho más elevadas" a las oficiales como resultado de la realización de los test de antígenos en casa. Una modalidad que ha cobrado protagonismo en esta sexta ola y que, para Gómez, es una de las explicaciones de la mayor asistencia a los centros de salud. "Todo el que se hace una prueba en casa y da positivo acude al centro de salud porque tiene miedo, sobre todo, si se empieza a notar síntomas. Esto está haciendo que la presión sea brutal, coincidiendo, además, con los descansos del personal por las navidades por lo que hay menos personal humano", señala.

Como consecuencia, advierte Gómez, "médicos quemados" y que renuncian a sus puestos de trabajo. "A día de hoy puedo decirte que tengo constancia de al menos tres o cuatro médicos que renuncian a sus contratos y se van, bien a su casa o bien a la privada", asegura.

Por su parte, Gómez valora la aplicación de la continuidad asistencial por la tarde y remunerada en la Atención Primaria, recientemente anunciada por el SAS, pero lamenta que se quede "a medias", al excluir a los pediatras". "Vuelven a ser de nuevo maltratados. Los pediatras son la Cenicienta de la Atención Primaria. No hay. Y es a ellos a los que dejan fuera de esta medida tan demandada", reprocha el sindicalista.

A modo de solución para suavizar la carga de trabajo, Satse exige una solución y respuesta inmediata al "caos y maltrato" al que se está sometiendo al personal de Enfermería, comenzando por "más contratación" de enfermeros tanto para Atención Primaria como para las Urgencias hospitalarias y "una buena gestión en cuanto a organización y planificación por parte de la Administración".

Más contundente se muestra desde CCOO Juan José Limones que se pregunta por la continuidad de Jesús Aguirre como consejero de Salud. "Yo, sinceramente, es algo que no entiendo. Ante esta situación tan dantesca continuada en el tiempo creo que ha llegado el momento de pedir su dimisión. No es normal o la falta de previsión o la dejadez controlada de la sanidad pública andaluza a la que estamos asistiendo", sostiene.

De otro lado, los referidos sindicatos también ponen de manifiesto en Diario de Sevilla los "desabastecimiento" de las PCR de detección del virus, provocando "que muchos casos se hayan quedado sin diagnosticar porque no había pruebas para todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios