Sevilla

El coronavirus golpea también a un negocio de 400 millones en la Semana Santa de Sevilla

  • El sector turístico perderá más del 15% de sus ingresos anuales

El montaje de los palcos de la Semana Santa en la Plaza de San Francisco.

El montaje de los palcos de la Semana Santa en la Plaza de San Francisco. / José Ángel García

El impacto de la supresión de las procesiones es brutal para la economía sevillana. La Semana Santa tiene unas repercusiones económicas para la ciudad que se estiman en 400 millones de euros, según las últimas estimaciones realizadas por el propio Ayuntamiento que desembolsa cada primavera otros nueve millones en gastos de organización y dispositivos. Un coste público, éste último, que no se perderá porque hasta ahora el montaje que se aprecia en las calles, el de los palcos en la Plaza de San Francisco, corresponde al Consejo de Hermandades y Cofradías, que es quien explota la carrera oficial, un negocio que le reporta también importantes ingresos que se cifraron el año pasado en más de 3,5 millones.

No hay estudios oficiales que aporten mayores detalles. El último se hizo en 2009 a cargo de la Universidad de Sevilla y cifraba en 240 millones de euros el impacto total. Sobre esa base se han ido actualizando las cifras, engordadas en función del crecimiento experimentado también por esta fiesta mayor sevillana y el turismo en general. 

Las repercusiones de la Semana Santa trascienden del sector cofrade y artesanal vinculado al arte sacro y engloban desde la confección de túnicas y capirotes a las reservas hoteleras. La fiesta supone el sustento de muchas familias. En Sevilla hay aproximadamente casi un centenar de negocios con una actividad relacionada con la Semana Santa que emplean a unas 700 personas, según los últimos estudios citados. Empresas que viven de la Semana Santa los 365 días del año, aunque sus mayores ingresos se concentran en los meses previos. 

Para el sector turístico, si la meteorología acompaña, los hoteles rozan el lleno habitualmente dos o tres días cada Semana Santa lo que supone la ocupación de más de 23.000 plazas, sin contar contar con las más de 25.000 que ofertan ya los apartamentos turísticos. Y, según las últimas estadísticas del sector, el número de trabajadores afiliados con alta en hostelería los últimos años ha rozado los 40.000 en Sevilla capital durante la semana de Pasión. A nivel nacional, la Semana Santa supone en torno a un 15% de los ingresos del sector turístico, porcentaje que se eleva en la capital hispalense. 

En los últimos años, las listas del paro han descendido en la capital en el mes de abril en más de 10.000 personas, lo que da idea del revulsivo que supone la Semana Santa para la economía sevillana. 

El sector mira ahora, con poco optimismo dada la evolución de la epidemia de coronavirus, a la Feria de Sevilla, cuyo impacto ecoómico siempre se ha cifrado en la ciudad en el triple de la Semana Santa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios